La CE publica una serie de medidas para aumentar la vacunación

Herramientas
Madrid
|
07 sep 2018 - 08:00 h
|

Aumentar la vacunación en la Unión Europea es uno de los temas sanitarios que más incertidumbre genera en los Estados, por el aumento de brotes de enfermedades prevenibles mediante su vacunación. Esta problemática se debe a la diferencia entre las políticas nacionales de los distintos países miembro en torno a la obligatoriedad o recomendación de las distintas vacunas. Por ello, el comité asesor de Sanidad de la Comisión Europea ha publicado un informe, denominado “Programas de vacunación y sistemas de salud en Europa”, elaborado con el objetivo de establecer una serie de acciones a llevar a cabo para incrementar la cobertura vacunal de los estados miembros.

El trabajo recomienda a los Estados la elaboración de un marco legislativo apropiado, realizar un registro de la población objetivo de la vacunación y establecer mecanismos de financiación y monitoreo para mejorar las tasas de cobertura de vacunación.

Otra de las medidas políticas que pueden implementar los países es una estrategia de comunicación con mensajes informativos. Difundir los beneficios de la vacunación es importante, siempre que se combine con un diálogo constante con los grupos implicados. Esta estrategia de comunicación ha de estar dirigida a la población desinformada, pero también a los ciudadanos que estén mal informados en torno a los beneficios de la vacunación.

Además, las medidas han de basarse en las iniciativas mundiales y europeas existentes, incluido el Plan de acción mundial sobre vacunas 2011-2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Semana Europea de Inmunización anual y el intercambio de información coordinado por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), así como las iniciativas nacionales existentes de cada país.

Mejorar los sistemas de dispensación

En el documento también se hace referencia a la dispensación de vacunas como medida para aumentar su acceso. De esta forma, los médicos de atención primaria no tienen que ser los proveedores exclusivos de vacunas. Por ello, el informe recoge que se puede lograr un mejor acceso al mejorar la disponibilidad de vacunas por parte de otros proveedores, como, por ejemplo, farmacéuticos comunitarios, enfermeras, proveedores de atención comunitaria y otros proveedores calificados.

Esta diversidad requiere un sistema electrónico integrado de registro de la vacunación para llegar a áreas sin servicios médicos. Además, para aumentar las tasas, se deben reducir los costes.

Twitter
Suplementos y Especiales