Herramientas
|
03 nov 2017 - 13:00 h
|
<p>Biopsia líquida para tumores específicos</p>

Desde que se completó la secuenciación del genoma humano, en 2003, los avances en oncología no han parado de sucederse. Hablamos ya de oncología de precisión, donde se buscan tratamientos diana para cada persona, teniendo en cuenta que cada tumor es diferente (independientemente de su localización) e identificando biomarcadores para ello. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en el campo de la investigación y, por tanto, en el de diagnóstico y tratamiento.

Dando por sentado, de un lado, que hasta ahora hemos tenido una visión simplificada del tumor y es necesaria esta medicina de precisión, y, del otro, que la biopsia líquida es una técnica poco invasiva y fácilmente aplicable en hospitales y clínicas, hay que seguir avanzando. Una modificación reciente de las directrices de la FDA (Food and Drug Administration) reconoce la biopsia líquida como la primera herramienta de diagnóstico para cáncer de pulmón de células no pequeñas.

La oncología de precisión puede dar lugar a nuevas variantes en las formas de proceder dentro del proceso médico. En la última edición del congreso de ESMO (European Society for Medical Oncology) se presentó lo último en oncología de precisión, que incluía nuevas innovaciones en biopsia líquida que iban más allá de un análisis general de mutaciones.

Una apuesta vanguardista que se pudo ver fue el reciente lanzamiento de biopsia líquida específica para tipos concretos de cáncer, como la del estudio OncoSELECT, que ya trabaja con las variantes de cáncer de pulmón de células no pequeñas pero también para los tipos de cáncer de colon y de mama.

Se trata de un análisis rápido del ADN circulante de un tumor a partir de una muestra de sangre y que cumple con las funciones básicas de una biopsia líquida avanzada estándar, pero es más específica, de manera que se ahorra tiempo, costes y posibles molestias innecesarias en el paciente.

Nos enfrentamos entonces a un nuevo salto desde la oncología de precisión: poder ir a la mutación específica que ha dado lugar a un tumor, pero descartando ya opciones previas al analizar el perfil molecular desde una zona concreta.

Además, este test de biopsia líquida en tipos específicos de cáncer permite identificar opciones terapéuticas para pacientes que tienen tumores que no pueden analizarse por biopsia sólida, así como realizar un seguimiento de la evolución del cáncer de pulmón, de mama o de colon y detectar una resistencia al tratamiento nada más aparezca.

Herramientas de este tipo reducen el campo de análisis y son más selectivas en la monitorización de genes. De esta manera los oncólogos podemos atender a necesidades específicas. Muchas veces buscamos un análisis asociado solo a un tipo de tumor concreto, y esto nos ayudaría a avanzar más rápido en el diagnóstico y tratamiento en beneficio del paciente.

La oncología de precisión puede dar lugar a nuevas variantes en las formas de proceder dentro del proceso

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales