Mejorando la efectividad vacunal de la gripe

Temas relacionados:
Herramientas
|
08 mar 2019 - 13:00 h
|
<p>Mejorando la efectividad vacunal de la gripe</p>

La vacunación antigripal es, sin duda, la forma más efectiva de prevención de la enfermedad y sus complicaciones, pero nos encontramos ante el reto de solucionar o reducir la discordancia entre el virus circulante y el virus vacunal para obtener los mejores resultados y seguir mejorando en términos de salud pública, ya que la gripe estacional afecta cada año a entre 3 y 5 millones de personas en el mundo y causa entre 290.000 y 650.000 muertes por causas respiratorias asociadas. Actualmente contamos con vacunas antigripales tetravalentes que, al contener las cuatro cepas del virus de la gripe, A/H1N1, A/H3N2, B/Victoria y B/Yamagata, ofrece una mayor protección que las vacunas trivalentes frente a las cepas circulantes.

Para recomendar el uso preferente de estas vacunas tetravalentes en la población candidata a ello, seis sociedades científicas (Semergen, SEMG, AEV, AEP, SEGG y Sempsph) nos hemos coordinado para firmar un documento de reflexión que hace visibles las ventajas de la tetravalente a nivel epidemiológico, social y económico.

En nuestro país, cabe destacar que ha existido discordancia entre la cepa vacunal y la mayoritariamente circulante en los últimos 10 años, motivo por el cual ya hay cinco comunidades autónomas, Islas Canarias, Galicia, Castilla y León, Asturias y Melilla, que han incorporado este año por primera vez vacunas tetravalentes para algunos grupos de población. El virus B de la gripe es similar al virus A, en cuanto a clínica, gravedad, duración, tasas de hospitalización y complicaciones e incluso puede llegar a producir mayores tasas de hospitalización y mortalidad en adultos mayores, por lo que es clave llevar a cabo iniciativas encaminadas a mejorar la efectividad vacunal de la gripe en todos los grupos de edad.

Las vacunas tetravalentes son, además, una estrategia coste-eficaz, tal y como destacamos en el documento, en el que se reflejan varios estudios económicos con diferentes metodologías. Según un estudio de García A et al., el reemplazo de la vacuna trivalente por la tetravalente, con un horizonte temporal de un año, conseguiría evitar en España 18.565 casos de gripe, 2.577 complicaciones, 407 hospitalizaciones y 181 muertes. A nivel económico global, también se reducirían los costes por absentismo laboral (3,7 millones de euros); los costes de atención a complicaciones de la gripe (2,2 millones) y los costes de atención por casos de gripe no complicada (0,4 millones).

Por todo lo expuesto, las vacunas antigripales tetravalentes se muestran como una estrategia coste-eficaz y su uso preferente debería considerarse siempre que estén disponibles, con las indicaciones y posología de sus fichas técnicas correspondientes.

La gripe estacional afecta cada año a entre tres y cinco millones de personas en el mundo

Twitter
Suplementos y Especiales