Herramientas
|
30 jun 2017 - 08:00 h
|

La 16 edición de los Premios Fundamed & Wecare-u coincidió con una cita histórica: la celebración de los 40 años de democracia. Nadie duda hoy de que la sanidad es unos los pilares en los que sustenta el Estado de derecho. Muchos han definido nuestro Sistema Nacional de Salud como la gran joya de la democracia.

Es de justicia reconocer la labor que hace el sector sanitario en nuestra sociedad y es lo que hacen año tras año los Premios Fundamed & Wecare-u. Incidir en éxitos como el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C resulta necesario. Gracias a este plan, alrededor de 79.000 pacientes han recibido el tratamiento contra el virus de la hepatitis C y más del 95 por ciento de estos han conseguido erradicar el virus. Pocos países pueden hacer gala de unos datos tan positivos. Incluso la Organización Mundial de la Salud hacía alusión a estos resultados como “realmente positivos”. Ahora se abre otro escenario que pone de manifiesto la fortaleza del sistema —a pesar de las dificultades que ha superado en estos años de crisis económica— la extensión de los tratamientos a los pacientes con fibrosis más leves, como se acordó en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Pero esta gran labor no solo se queda en el sistema público. Empresas y fundaciones también recibieron sus reconocimientos. Uno de los ejemplos de este desempeño es la Fundación A.M.A. que recibió el Premio Especial Fundaciones. Su presidente, Diego Murillo, se ha convertido en uno de los personajes clave del sistema sanitario en los últimos años. Así lo han reconocido otras instituciones como la Organización Médica Colegial o la Real Academia Nacional de Medicina. Otros proyectos como el de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Niño Jesús de la Fundación Aladina, también galardonada, ponen de manifiesto la importancia de la colaboración público-privada.

No podemos olvidar que la sanidad la hacen los profesionales. Gracias a ellos nuestro SNS es en la actualidad uno de los mejores del mundo. Este año el premio a la Trayectoria en Medicina recayó en Eduardo Díaz-Rubio, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Clínico San Carlos y un ejemplo de la calidad de los especialistas de nuestro sistema sanitario.

Nadie duda de que la sanidad es en la actualidad uno de los pilares sobre los que se sustenta el Estado de derecho

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales