Herramientas
|
20 ene 2017 - 08:00 h
|

El Gobierno ha decidido por fin afrontar una de las principales preocupaciones de las comunidades autónomas. La Conferencia de Presidentes abordó el modelo de financiación. La sanidad ocupó un papel primordial. Y es lógico. Los departamentos de salud regionales acaparan en la actualidad entre un 40 y 50 por ciento de sus presupuestos.

Llega tarde el Gobierno. Ya en la última legislatura —si no tenemos en cuenta la que se produjo entre las elecciones del 20 de diciembre y el 26 de junio— las comunidades autónomas pusieron de manifiesto que el modelo implantado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2012 no funcionaba. El encuentro de Mariano Rajoy con los presidentes de las comunidades autónomas es un primer paso. En un plazo de un mes un grupo de expertos deberá comenzar a trabajar en el nuevo diseño del plan. Es de esperar que sean capaces de alcanzar un consenso en una legislatura que se presume de diálogo y acuerdos con un Gobierno en minoría en el Congreso de los Diputados.

De momento, es una buena noticia que los presidentes de las comunidades autónomas hayan llamado la atención sobre la financiación de la sanidad, que necesitaría un capítulo específico.

Las regiones reclaman una financiación que contemple el coste efectivo o real de los servicios. Así lo manifestaron dos presidentes de diferente signo político, como Alberto Núñez Feijóo (Partido Popular) y Emiliano García-Page (PSOE). Esta sería la receta para hacer frente a un gasto sanitario difícil de controlar hoy. La OCDE incluso advierte de que los estados preparan una nueva generación de reformas sanitarias con el fin de garantizar la sostenibilidad de los sistemas.

La remodelación de la financiación es clave en el momento actual. Por un lado, las comunidades autónomas encuentran cada vez más problemas para poder pagar los medicamentos y el problema se podría agravar a medida que vayan llegando nuevas aprobaciones. El otro gran gasto de los servicios de salud es recursos humanos. Después de que el Gobierno fijara la tasa de reposición en el 50 por ciento, después de varios años al 10 por ciento, las comunidades iniciaron la convocatoria de ofertas públicas de empleo (OPE). Ahora que vuelve al 100 por 100 el gasto en recursos humanos será aún mayor.

Los departamentos de salud regionales acaparan entre un 40 y un 50% de los presupuestos de las CC.AA.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales