La Sanidad madrileña en la sala de espera

Herramientas
|
20 sep 2019 - 08:00 h
|

Con un país abocado a una repetición electoral, la lista de tareas sanitarias pendientes se van acumulando. Más allá de la esfera nacional, donde todavía hay reales decretos que llevan años a la espera de ver la luz, en la autonómica hay cuestiones que no entienden de vaivenes políticos como la innovación, las políticas de recursos humanos o la gestión sanitaria.

Tras las elecciones, las comunidades autónomas se han ido asentando y conformando sus equipos con cierta agilidad. Sin embargo llama la atención el retraso de unas de las comunidades que hasta hace unos meses acaparaba mucho protagonismo en cuestiones como la gestión sanitaria y la innovación tecnológica: Madrid. Casi dos meses después de formar Gobierno, hay preguntas aún sin respuesta... ¿Dónde están los altos cargos que quedan por nombrar?

En la actualidad, la Consejería de Sanidad sigue a la espera de vertebrar el equipo de la viceconsejería de Asistencia Sanitaria y la dirección general del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) con rango de viceconsejería, así como algunas de las direcciones generales en el Sermas. En total, más de una decena de responsables sanitarios. De toda esta estructura dependen subdirecciones, oficinas de coordinación, así como todas las gerencias... Esta situación, un tanto atípica y con pocos precedentes, está empezando a inquietar a al sector.

Hay que tener en cuenta que del Sermas depende la continuidad asistencial, la política farmacéutica y productos sanitarios, y las gerencias del SUMMA, atención primaria y hospitalaria, además de la dirección general de recursos humanos y relaciones laborales. También queda por saber qué ocurrirá con la dirección general de coordinación socio-sanitaria, junto a otras subdirecciones generales.

Actualmente, sólo están nombrados el responsable de la viceconsejería de Humanización —de Ciudadanos—, y tres de los directores generales que componen el equipo. Falta también por cubrir la dirección general de Salud Pública.

La carrera de la innovación, con las terapias CAR-T en el horizonte o las terapias dirigidas y la medicina de precisión no entiende de resultados electorales. Por tanto, recuperar el liderazgo que hace unos meses tenía la Comunidad de Madrid se hace urgente. La consejería de Sanidad tiene potencial para ello. Los buenos gestores están ya dentro de la estructura sanitaria. Todos son válidos, lo que hay que hacer es nombrarlos.

Twitter
Suplementos y Especiales