Herramientas
|
03 nov 2017 - 08:00 h
|

Dice el refrán castellano que quien mucho abarca poco aprieta. El último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud generó polémica entre la mayoría de los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas, molestos con un orden del día que presentaba más de 30 puntos.

Era la primera vez que la ministra, Dolors Montserrat, reunía a los consejeros la sede ministerial, circunstancia que se sumaba al año de la legislatura fallida. El retraso era importante. La multitud de temas pendientes de revisión impedía que se pudieran tratar en profundidad. Montserrat ha aprendido la lección y ha presentado para este Interterritorial del 8 de noviembre un orden del día con tan solo 12 puntos, incluyendo los ruegos y preguntas y la aprobación del acta de la sesión anterior.

Con esta reducción del orden del día podría comenzar un nuevo formato del Interterritorial que se votará precisamente en esta reunión del miércoles. En multitud de foros se ha planteado la necesidad de que el Consejo Interterritorial tenga un carácter ejecutivo, incluso formaciones políticas como el Partido Popular y Ciudadanos que lo llevaban en sus programas electorales. Sin embargo, hoy las circunstancias son diferentes. El PP tiene minoría en el consejo y no le interesa que este órgano sea algo más de lo que es hoy, una conferencia sectorial. Por su parte, el PSOE se decanta, ahora que tiene mayoría, por un modelo ejecutivo.

Volvemos al problema de siempre, el cortoplacismo de nuestros políticos que solo valoran la situación en función de las circunstancias actuales. No parece que vaya a haber un acuerdo el próximo miércoles y será el Consejo de Estado el que deberá decidir.

Sería conveniente en cualquier caso que los acuerdos firmados en el seno de este órgano no sean mero papel mojado y que sirvan para garantizar la cohesión y la equidad en el sistema sanitario.

Se evitaría así problemas como el de la prescripción enfermera. El Interterritorial dio su visto bueno al decreto. Sin embargo, el Consejo de Ministros decidió no respetar el acuerdo. Aprobó un decreto con diferencias significativas que terminó por enfrentar a las dos grandes profesiones. Precisamente, la prescripción enfermera vuelve esta semana al Cisns. Esperemos que sea definitivo.

Sería conveniente que los acuerdos firmados en el seno del Cisns no sean papel mojado

Twitter
Suplementos y Especiales