Huelgas y razones durante las elecciones

Temas relacionados:
Herramientas
|
17 may 2019 - 13:00 h
|
<p>Huelgas y razones durante las elecciones</p>

Es bien sabido que las huelgas se plantean en los momentos en los que se piensa que hacen más daño, golpeando más duramente a usuarios y Gobiernos por igual. Un ejemplo es la huelga en el sector del transporte en periodo vacacional, que suele ser un quebradero de cabeza para todos, incluyendo los sufridos viajeros de todas las clases y condiciones, que sufren auténticos dramas en ocasiones. Pero los médicos, los hombres y mujeres especialistas facultativos, no son controladores aéreos, ni pilotos, ni personal de tierra, ni de limpieza de los aeropuertos. Una huelga en medicina es algo que se piensa mucho, ya que es una decisión que afecta a esas personas que tratas y que son tus pacientes, que operas, que cuidas. Te puedes movilizar y concentrar para pedir mejoras concretas, pero una huelga de médicos es algo muy serio. Y podemos calificar de dudosamente legítima cuando se mantiene a pocos días de unas elecciones autonómicas. Una huelga así, es una huelga manipulada y deslegitimada que secuestra a los pacientes y trata de anteponer y justificar al deseo de algún líder sindical de dudosa intencionalidad política.

Concretaré en el caso de Cantabria y su huelga indefinida “que no puede pararse”, como afirma con el responsable del sindicato regional de médicos. Se le olvida a Vicente Alonso, secretario general de dicho sindicato local, que las cuestiones que han negociado en términos de, por ejemplo, número máximo de pacientes vistos al día, es algo imposible de llevar a cabo fuera de Cantabria. Se queja también de la escasez de médicos... algo que se está abordando en toda España. ¿O es que ahora, justo antes de las elecciones, la falta de médicos se va a solucionar con una huelga? Algunos líderes sindicales buscan notoriedad aprovechando un contexto. Los cántabros irán a votar el 26 de Mayo, y sólo deben pensar que el incremento de las listas de espera en el Hospital Marqués de Valdecilla no tiene nada que ver con la gestión de la Consejería de Sanidad de Cantabria, y sí con otras intenciones de oportunismo. Que nadie se lleve a engaños.

Twitter
Suplementos y Especiales