Herramientas
|
24 nov 2017 - 15:00 h
|
<p>La oportunidad de la infectología</p>

La especialidad de enfermedades infecciosas ha tenido apoyo de todos los partidos en diferentes momentos, ha sido objeto de tres PNL desde 2010 así como preguntas al Gobierno. Además, diferentes CC.AA. han apoyado de manera explícita la conveniencia de su creación. ¿Las razones? Básicamente, la coherencia.

Ya no es que la casi totalidad de los países de la UE cuente con esta especialidad, es que realmente trabajan desde sus “unidades” como tales en los principales hospitales de España: no hay que crear ninguna zona para estos especialistas; tan sólo hay que asegurarse de que forman a nuevos especialistas, les capacitan y se implican como una especialidad más en los retos sanitarios y de la sociedad. Como telón de fondo, la lucha contra las resistencias bacterianas, cuyo ámbito son la atención primaria, el mundo veterinario y el entorno hospitalario. Los infectólogos pueden apoyar cada una de las tres áreas, pero donde van a trabajar es en las infecciones complejas hospitalarias, las que acaban con la vida de miles de españoles cada año. Y para hacerlo de la mejor forma necesitan una formación acorde, y la especialidad de la que disfrutan el 95 por ciento de la población europea.

En juego está el recambio generacional de los primeros infectólogos formados en Estados Unidos y que lideraron el despegue de la especialidad, a caballo entre la Medicina Interna y la microbiología clínica.

La propia ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, habló en su primer CISNS de comenzar a trazar el nuevo mapa formativo contemplando la especialidad de infecciosas. Pero no es suficiente: España necesita ya de todo lo que puede aportar esta especialidad “de facto” a la que no se le reconoce. La Comisión de Sanidad del Congreso tiene la oportunidad de poner a los principales grupos de acuerdo, y fijar una fecha para su materialización. El 28 de Noviembre es el día para que se ponga en marcha la cuenta atrás en el reconocimiento de una especialidad, enfermedades infecciosas, que necesitan la sociedad y la sanidad.

Twitter
Suplementos y Especiales