Mediación ante los conflictos sanitarios

Temas relacionados:
Herramientas
|
08 jun 2018 - 08:00 h
|
<p>Mediación ante los conflictos sanitarios </p>

Las organizaciones sanitarias maduras, dentro de su sistema de calidad, deben prever cómo afrontar la gestión de los conflictos de todo tipo que se pueden plantear, ya sean relacionales, de intereses o estructurales, y adoptar medidas organizativas para la implantación de instrumentos para la resolución alternativa de conflictos, entre los que se encuentra la mediación, aunque no es el único.

Las alternativas organizativas para implantar sistemas de gestión de conflictos de que puede disponer una organización sanitaria son básicamente dos: la creación de unidades internas o la contratación de servicios externos. Posiblemente la más idónea sea la combinación de ambas porque, en función de la gravedad del conflicto, su nivel de escalada o el número de personas implicadas, resulta más adecuado que alguien de fuera de la organización se encargue de gestionarlo, y reforzar así los principios de neutralidad e imparcialidad que deben guiar las actuaciones mediadoras o facilitadoras.

Ahora bien, esta implantación, ya sea interna o externa, no puede ser un ejercicio burocrático que irremediablemente conduciría al fracaso, sino que debe partir de un convencimiento de los equipos directivos y de un trabajo previo de sensibilización de los profesionales y los pacientes y usuarios, y de formación interna para adquirir habilidades mediadoras, que transmita como valores asumidos por la organización en sus planes estratégicos los de la negociación y el diálogo para resolver controversias.

Junto a ello, tiene especial transcendencia la difusión de la cultura de la paz y el diálogo en las organizaciones sanitarias, así como la adquisición de habilidades comunicativas por parte de los profesionales que prestan servicios en el campo de la seguridad del paciente y la notificación de efectos adversos.

Habilidades comunicativas del todo necesarias para saber notificar, en el momento, el lugar y de la manera más adecuada, que se ha producido un evento lesivo inesperado para el paciente, además de los motivos y sus consecuencias. Y si de esta notificación se deriva un litigio, hay que tener a mano los instrumentos para intentar solucionarlo sin necesidad de acudir a los tribunales de justicia y de manera que todas las partes salgan ganando.

Sobre todos estos aspectos versó el I Congreso Estatal de Mediación en Salud, Estableciendo Redes, que se celebró los pasados 7 y 8 de junio y estuvo organizado por la Sociedad Catalana de Mediación en Salud. Colofón al buen trabajo realizado por esta asociación, sin ánimo de lucro, creada por profesionales, usuarios, pacientes y las organizaciones sanitarias, con el objetivo de promover e impulsar la gestión de los conflictos en el ámbito de la salud a través de la mediación, incorporando la cultura de la paz y el diálogo.

La Sociedad Catalana de Mediación en Salud organizó el 7 y 8 de junio, el I Congreso Estatal de Mediación en Salud

Twitter
Suplementos y Especiales