El papel del internista, clave en el hospital del futuro

Herramientas
|
27 sep 2019 - 08:00 h
|
<p>El papel del internista, clave en el hospital del futuro</p>

El envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas, así como las innovaciones farmacéuticas y tecnológicas, demandan una reforma inaplazable en la organización asistencial para garantizar la calidad y sostenibilidad de nuestro sistema público de salud.

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), en colaboración con la Fundación Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria (IMAS), ha iniciado un proyecto para discutir las nuevas formas de organización del ‘Hospital del Futuro’, que a través de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) se abrirá para su discusión y consenso a otras organizaciones profesionales sanitarias y asociaciones de pacientes.

El Hospital del Futuro propone sacar al hospital fuera de sus muros, estableciendo redes asistenciales y fomentando la continuidad de cuidados. Las innovaciones tecnológicas facilitarán el manejo comunitario y domiciliario de pacientes crónicos complejos y “ambulatorizar” los procedimientos intervencionistas, lo que llevará una menor necesidad de camas de hospitalización convencional y una mayor intensidad de los cuidados.

La Medicina Interna y la Atención Primaria deberán tener un papel primordial en la garantía de continuidad asistencial, especialmente de los pacientes crónicos complejos. La enfermería también tendrá un papel protagonista en la gestión de casos complejos y en la coordinación de los cuidados hospitalarios, comunitarios y sociosanitarios.

El nuevo modelo hospitalario implicará una organización más matricial y en red, reemplazando la actual división jerárquica en servicios por unidades multidisciplinarias orientadas a procesos asistenciales integrados.

En los hospitales del futuro los internistas serán garantes de la continuidad asistencial en la atención a los procesos agudos y coordinarán la atención a los pacientes crónicos complejos, y se integrarán en equipos multidisciplinarios para dar asistencia compartida a pacientes médicos y quirúrgicos.

En la actualidad, los servicios de Medicina Interna representan un papel clave dentro del sistema sanitario en España, siendo la especialidad que más pacientes hospitalizados atiende en nuestro país, con más de 700.000 altas anuales, lo que supone más del 18% de las altas hospitalarias totales del SNS. La progresiva complejidad clínica de los pacientes, cada vez más envejecidos y pluripatológicos, garantizan que la Medicina Interna, con su visión holística e integradora, siga siendo una especialidad médica imprescindible en el futuro.

Afortunadamente, nuestro país, a diferencia de otros países de nuestro entorno, cuenta con una Medicina Interna y una Atención Primaria fuertes, lo que sin duda facilitará la adaptación de nuestro sistema sanitario a las necesidades de la sociedad del siglo XXI.

Twitter
Suplementos y Especiales