Sepsis, tratar en la primera hora

Herramientas
|
18 sep 2018 - 08:00 h
|
<p>Sepsis, tratar en la primera hora</p>

He vivido en muchas ocasiones procesos de pacientes a efectos de sepsis que han sido dramáticos. Especialistas de distintas áreas todos buscando soluciones para ser eficaces mientras el paciente se desvanecía lánguidamente con esa palidez alabastrina que junto a otros síntomas eran premonitorias de lo peor. Como puede que las causas procedan de distintos ámbitos no hay quien le ponga el cascabel al gato y por eso es tan oportuno que la Sociedad Española de Medicina Intensiva junto con la SEEIUC hayan liderado los Proyectos “Tolerancia Zero” promovidos por el Ministerio de Sanidad con el objetivo de reducir la tasa de infecciones relacionadas con los catéteres, la ventilación mecánica y reducir las resistencias antimicrobianas.

Lo cierto es que la sepsis es muy traidora y se inicia habitualmente de forma brusca, con escalofríos, fiebre elevada y signos de afectación sistémica. Me preocupan esos pacientes que nos avisan con hemocultivos casi siempre positivos y mucho más por la preocupación tradicional de la incidencia sobre las infecciones hospitalarias. Casos como el consumo de drogas por vía parenteral, la manipulación instrumental, cateterismos y otros elementos provocan una situación dramática en la que a veces no se encuentra el foco de origen aparente.

La sepsis es una enfermedad tiempo dependiente, en la que los casos de éxito están directamente relacionados con la rapidez con la que se instaura el tratamiento. Por este motivo, “la sepsis debe tratarse como una emergencia, porque cada retraso en la administración de antimicrobianos y otras medidas apropiadas aumenta la tasa de mortalidad por hora”, explica Ricard Ferrer. Las medidas propuestas recientemente por la Surviving Sepsis Campaign de aplicar un paquete de tratamiento en la primera hora después de identificar un episodio de sepsis puede contribuir a disminuir esta elevada mortalidad, medir el lactato inicial, obtener cultivos de sangre, administrar antibióticos de amplio espectro y administrar fluidoterapia con vasopresores para corregir la hipotensión. El reconocimiento precoz de los síntomas y el inicio de un tratamiento adecuado en las primeras horas pueden reducir la mortalidad de forma significativa. Los estudios muestran que los pacientes tratados de forma adecuada la primera hora sobreviven en un 80 por ciento de los casos incrementándose la mortalidad hasta el 15-20 por ciento a partir de las 12 primeras horas.

Se estima que cada año 27 millones de personas sufrirán un episodio de sepsis, cifra por encima de los casos de ictus, cáncer, infarto de miocardio y HIV. De estos pacientes fallecen 8 millones al año y los supervivientes pueden presentar importantes secuelas a largo plazo con alteraciones funcionales, cognitivas y mentales que impactan en su calidad de vida. Además consume una importante cantidad de recursos, lo que representa en Estados Unidos 20.200 millones de dólares.

El Dr. Ricard Ferrer, Vicepresidente de la SEMICYUC comenta que “la incidencia y mortalidad en España sigue siendo elevada a pesar de las medidas que se están tomando. Los estudios epidemiológicos más recientes de nuestro país muestran una variabilidad importante. Bouza (BMC Infectious Diseases 2014) reporta una incidencia de 87 casos por 100.000 habitantes y año, y una mortalidad del 40 por ciento, mientras que datos más recientes (Yebenes; Ann. Intensive Care 2017) hablan de una incidencia de 212 casos por 100.000 habitantes y año, y una mortalidad del 19 por ciento.” Es verdad que la medicina y más aún la clínica nos sorprende con cuestiones inesperadas pero no podemos permitir bajo ningún caso que los pacientes se nos vayan de las manos sin entender que la búsqueda pertinaz del origen de estas patologías y la actuación inmediata pueden llevarnos a salvar muchas vidas. Es lo que hay. Seguro.

La sepsis debe tratarse como una emergencia, los retrasos aumentan la tasa de mortalidad por hora.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales