Atención Primaria: un foco clave de ayuda frente a la Violencia de Género

La Comunidad de Madrid cuenta con una línea específica de formación en violencia de género para los profesionales de la salud
|
25 nov 2019 - 15:58 h
|

La violencia de género es una realidad en nuestro entorno. Un problema que ocasiona graves problemas de salud física, psíquica, sexual y reproductiva para la mujer. También afecta a la salud y bienestar de sus hijos, hijas y personas a su cargo. En este escenario, los profesionales de la salud están formados para ayudar a las mujeres que sufren maltrato, y principalmente los profesionales de los centros de salud, por la cercanía y accesibilidad, son claves para detectarlo, intervenir precozmente y derivar a otros servicios o recursos, si está indicado.

La Organización Mundial de la Salud declaró en 1996 la violencia de género como un problema de salud pública, siendo un factor crucial en el deterioro de la salud de las mujeres y sus hijos. Ante esto, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decidido dar un paso más desde el primer nivel asistencial. Con el objetivo de concienciar y sensibilizar a la población en general sobre los efectos de la violencia que sufren las mujeres por parte de su pareja o expareja, en su salud y en la de sus hijos ha puesto en marcha una campaña de concienciación. El objetivo es recordar a las mujeres que los profesionales sanitarios, y en primera instancia los profesionales de los centros de salud, son un colectivo que pueden ayudar a la mujer si sufre violencia de género y se insta a confiar en ellos.

<p>Atención Primaria: un foco clave de ayuda frente a la Violencia de Género</p>

Esta campaña, financiada por los Fondos de Estado en materia de Violencia de Género, está coordinada por la Dirección General de Humanización y Atención al Paciente en colaboración con unidades de la Consejería de Sanidad integradas en la “Comisión Técnica de Acciones en salud frente a la Violencia de Género”, que preside la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid.

Según el estudio publicado recientemente por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, las mujeres víctimas de violencia de género tardan una media de 8 años y 8 meses en verbalizar su situación, ya sea a través de los recursos socio-sanitarios o bien interponiendo denuncia. La consulta de Atención Primaria posibilita el establecimiento de relaciones de confianza que ayudan a la mujer a reconocer y afrontar su situación, y a los profesionales de la salud a identificar sus necesidades de salud, las de sus hijos o hijas y los recursos a los que derivar para una atención integral.

Como guía para esta labor asistencial, los profesionales de Atención Primaria cuentan con el documento “La violencia de pareja hacia las mujeres: Guía de Actuación en Atención Primaria. Equipos y Unidades de Apoyo”, que responde a la necesidad de aportar información y herramientas para el manejo de cuestiones como la identificación de indicadores de sospecha de violencia de género, intervención con las víctimas, los aspectos legales, el papel del profesional en la notificación de la sospecha, información sobre los recursos socio-sanitarios específicos disponibles, criterios de derivación en el marco de los servicios sanitarios y la activación de otros recursos. Dicha labor, se encuadra en el Servicio de Detección de Riesgo de Maltrato Familiar, un servicio transversal que aborda, desde hace diez años, tanto el maltrato en las mujeres como el infantil y el del anciano.

Desde 2005, los centros de salud han conseguido logros importantes que han permitido mejorar la calidad de la atención prestada a las mujeres víctimas de Violencia de Género. Desde la elaboración de documentos que facilitan las intervenciones, hasta protocolos que materializan la formación específica de hacerlo. Desde 2014, solo en Atención Primaria, se han organizado más de 140 cursos, que han formado a 3.680 profesionales y se han destinado 954 horas en formación.

Por otro lado, desde la Gerencia Asistencial de Atención Primaria se han nombrado responsables de Violencia de Género en las Direcciones Asistenciales y en los Centros de Salud. Además, se ha elaborado un Plan de acción específico para responsables de Violencia de Género que incluye la difusión de resultados, la formación de profesionales, la definición del rol del responsable de Violencia de Género en los Centros de Salud y la articulación de una estructura organizativa de responsables de Violencia de Género en Atención Primaria que favorece la coordinación y dinamización de las acciones en Atención Primaria y sirve de apoyo a la Estrategia Regional de Acciones de Salud frente a la Violencia de Género.

<p>Atención Primaria: un foco clave de ayuda frente a la Violencia de Género</p>

La formación

La formación de los profesionales de Consejería de Sanidad en Violencia de Género está contemplada en los planes anuales de Formación Continuada, como una línea específica desde el año 2005, coordinada por la Dirección General de Investigación Docencia y Documentación.

Con carácter general, la formación se estructura en actividades de sensibilización, básicas y específicas. Los aspectos contemplados incluyen formación en violencia de pareja, violencia sexual, mutilación genital femenina, efectos en los hijos e hijas como víctimas y testigos de la situación de violencia, trata de seres humanos para explotación sexual, aspectos legales, situaciones de vulnerabilidad (embarazo, infancia y adolescencia, mujeres mayores, adicciones...) y potenciar habilidades y herramientas necesarias para la atención (comunicación, entrevista clínica...). Igualmente incluye formación de formadores y formación específica dirigida los profesionales con especial implicación como son los responsables de violencia de género de los centros asistenciales.

Las actividades formativas van dirigidas a los profesionales de los niveles asistenciales de Atención Primaria, Hospitalaria, Urgencias y Salud Pública. Los destinatarios de las mismas son los profesionales sanitarios (medicina, enfermería, psicología clínica, auxiliares de cuidados de enfermería, fisioterapeutas.) y no sanitarios (trabajadores sociales, auxiliares administrativos, celadores...) Se desarrollan en diferentes formatos como cursos, jornadas, talleres, seminarios y la metodología utilizada incluye, exposiciones teóricas, trabajo grupal, role- playing y la simulación.

Más información en http://www.comunidad.madrid/servicios/salud/violencia-genero-salud

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales