Baleares priorizará la atención primaria en esta legislatura

Herramientas
Madrid
|
12 sep 2019 - 09:27 h
|

La Consejeria de Salud de Baleares reforzará las medidas de eficiencia en la gestión asistencial, consolidará los proyectos iniciados entre 2016 y 2019 y priorizará la Atención Primaria para hacerla “todavía más cercana y moderna”. Según ha informado este miércoles la consejera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, en una comparecencia en la Comisión de Salud del Parlamento, algunos de los ejes de actuación de su legislatura serán la equidad y universalidad a la hora de acceder a los servicios. Además, los valores que guiarán la labor del departamento de Salud y Consumo serán la sostenibilidad del sistema, el diálogo con los profesionales y usuarios y la transparencia, además de dar prioridad a la atención primaria, la cronicidad y la salud mental.

La consejera ha explicado que tiene “el compromiso de gestionar la cronicidad y la complejidad para asegurar una atención sanitaria de calidad que dé respuesta a las necesidades de la población en diferentes etapas de la vida”. Es por ello que, a través de atención primaria, la Consejeria impulsará programas como la atención domiciliaria resolutiva o la fisioterapia a domicilio, además de potenciar el Programa de Paciente Activo y se implementará el programa de atención a niños con enfermedades crónicas complejas. En cuanto a la salud mental, Gómez ha señalado que se desarrollarán programas de patología dual (trastorno de salud mental unido a la adicción a una o más sustancias) en los hospitales de Ibiza y Menorca; se facilitará el tratamiento a jóvenes y adolescentes de Formentera, además de favorecer la inserción social de las personas con problemas de salud mental.

<p>Baleares priorizará la atención primaria en esta legislatura</p>

La defensa de una Sanidad universal, equitativa y eficiente es la tercera meta sanitaria del Gobierno balear. En este capítulo, otro de los objetivos de los próximos cuatro años es trabajar para continuar reduciendo los tiempos de espera y el número de pacientes. En 2015, dijo, se esperaba una media de unos cuatro meses (111 días) para una intervención quirúrgica, tiempo que se ha reducido a dos meses y medio (73 días). Y en cuando a consultas diagnósticas, la lista de espera ha pasado de los dos meses y medio a 35 días. “La mejora es significativa”, recalcó Gómez Picard, que quiere seguir mejorando las cifras a través del desarrollo del Decreto de Demora, cuyo objetivo es garantizar que nadie espere más de 180 días por una operación o 60 por la consulta con un especialista.

Por otro lado, una de las novedades más importantes para la Consejería de Sanidad insular pasa por la creación de un Comité de Terapias Avanzadas. Si bien la designación de centros de referencia depende del Ministerio de Sanidad, la consejera aseguró que su departamento trabaja y trabajará intensamente para que hacer accesible la medicina de precisión en la comunidad. Un reto “muy importante y que necesitará muchos recursos”, según Gómez Picard, que justifica la puesta en marcha de este comité.

Twitter
Suplementos y Especiales