Cada euro invertido en un modelo ideal para la IC triplicaría su retorno social

Un estudio propone 28 medidas en una patología que genera costes de 2.500 millones de euros anuales
Herramientas
Madrid
|
28 abr 2017 - 14:00 h
|

Un abordaje ideal de la insuficiencia cardiaca (IC) en nuestro país podría generar un retorno social de 3,5 euros por cada euro invertido en un conjunto de medidas que mejoren el manejo de esta patología. Es una de las conclusiones principales del estudio ‘Valor social de un abordaje ideal de la insuficiencia cardíaca’, presentado recientemente en Madrid por el Instituto Max Weber, la asociación de pacientes Cardioalianza y Novartis.

Un equipo multidisciplinar y esta asociación de pacientes han participado en la elaboración de este trabajo que ofrece 28 propuestas para mejorar el abordaje de una patología cuya prevalencia se sitúa en el 6,8 por ciento de la población. Su incidencia, además, ha aumentado un 33 por ciento entre 2000 y 2007, y este crecimiento es aún mayor en pacientes mayores. Estos datos, expuestos por Nicolás Manito, jefe clínico de la Unidad de Insuficiencia cardíaca y Trasplante Cardíaco del Hospital de Bellvitge, justifican la necesidad de emprender acciones para mejorar el tratamiento de una patología con una mortalidad superior al cáncer de mama o cáncer de ovario, tal y como subrayó. “Cada día mueren 45 personas en España por esta causa”, indicó.

El impacto económico de la IC es otra de las razones que impulsan a mejorar la manera de tratar la enfermedad. No en vano, ocasiona más de 100.000 ingresos hospitalarios al año y genera costes asociados que alcanzan los 2.500 millones de euros anuales, según expuso.

Por su parte, Emilio Casariego, jefe de Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario de Lugo, destacó que el nuevo abordaje “debe implicar y coordinar a todos los actores relacionados con el manejo de la IC y maximizar el valor social de la inversión mejorando el estado de salud y la calidad de vida de pacientes y cuidadores y racionalizando el consumo de recursos”. El estudio sienta las bases, en su opinión, para diseñar “una orquesta sinfónica perfectamente coordinada” ante la IC.

En la misma línea, María Merino, coordinadora de Proyectos de Resultados en Salud del Instituto Max Weber, explicó la metodología empleada en su elaboración, que permite cuantificar el valor de aspectos no tangenciales, como la calidad de vida del paciente o de los cuidadores. Por cada euro invertido en las mejoras que propone el trabajo, un total de 28 iniciativas, Merino detalló que se obtendría un retorno social de 9,05 euros en Urgencias y hospitalización, 3,13 en atención primaria, 3,76 en Cardiología, y 3,09 en medicina interna.

Desde la asociación de pacientes, su presidenta, Maite San Saturnino, aseguró que harán llegar las propuestas a todas las administraciones.

Twitter
Suplementos y Especiales