Castilla y Léon fija como prioridad reformar el modelo de AP

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, se estrena en el Parlamento
Herramientas
Madrid
|
06 sep 2019 - 12:30 h
|

La nueva consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha comparecido en la Comisión de Sanidad de las Cortes regionales en lo que ha supuesto su ‘estreno’ en esta Cámara. En su comparecencia, la máxima responsable de la sanidad castellanoleonesa ha desgranado las principales líneas estratégicas de la Consejería para la legislatura, que destacan por una “reforma” del modelo organizativo de la Atención Primaria y, como consecuencia de ello, también una ‘reforma’ de la Atención Farmacéutica.

En concreto, Casado ha anunciado la próxima puesta en marcha de un “plan de ordenación de la AP”. “El alto nivel de envejecimiento y preponderancia de las enfermedades crónicas, así como la necesidad en muchos casos de recibir atención en el domicilio obligan a buscar un nuevo modelo de AP”, ha justificado.

En este sentido, Casado ha apuntado que la reforma se planteará “zona a zona”, puesto que “de manera especial en el ámbito rural ninguna zona se parece a otra; Sanabria nada tiene que ver con Lerma o Tudela del Duero”, ha puesto de ejemplo. En todo caso, la consejera de Sanidad se ha comprometido en varias ocasiones durante su discurso a que esta reforma “no conllevará el cierre de consultorios”. Igualmente, ya en la réplica a una pregunta de la oposición en torno al posible papel de las oficinas de farmacia, Casado ha añadido que “es evidente que una reordenación de la Atención Primaria implica también una reordenación de la Atención Farmacéutica”.

Como uno de los pilares de la reforma, Casado ha señalado a la telemedicina. En concreto, “extender al ámbito rural, siempre que sea posible, la consulta telemática no presencial”. Una apuesta por la telemedicina que ya está implantada para determinadas patologías en el ámbito hospitalario y que ahora se implantará en el ámbito de la Atención Primaria. Respecto a otras líneas estratégicas, se prestará atención a la salud mental y prevención del suicidio, así como programas de cribado de cáncer poblacional, en especial en el colorrectal, donde la responsable de la Consejería ve mayor margen de mejora.

En el ideario de la Consejería de Sanidad también se incluye un mayor empoderamiento del paciente, que tendrá como principal eje la puesta en marcha del II Plan de Seguridad y Calidad del Paciente para el periodo 2020-2025. “Tenemos que incluir a los pacientes como agente activo en la mejora de la eficiencia del sistema sanitario. Es sumamente importante la implicación de los pacientes en sus propios cuidados”, asegura.

Twitter
Suplementos y Especiales