Consultas de enfermería en AR: 17 millones de retorno por un coste 0

Un grupo de expertos diseña el abordaje ideal de la artritis reumatoide a base de 22 propuestas de mejora
Herramientas
Madrid
|
05 abr 2019 - 14:12 h
|

Llevar a cabo un abordaje ideal de la artritis reumatoide (AR) en España supondría implementar 22 medidas (ver tabla) en las áreas de diagnóstico, AR precoz (pacientes con menos de dos años de diagnóstico) y AR establecida (pacientes diagnosticados desde hace más de dos años) y le costaría al SNS unos 289 millones de euros. Pero, a cambio, obtendría un retorno social de 913 millones, algo más del triple —3,16 euros por cada euro invertido—, según el proyecto SROI-AR, desarrollado por Weber, con la colaboración de ConArtritis y promovido por Lilly. De todas las propuestas planteadas, la creación de consultas propias de enfermería resultaría, de lejos, la iniciativa más rentable. No le costaría nada al sistema, y a cambio generaría retornos de casi 17 millones de euros. Sólo faltaría convencer a los gestores.

El impulso a las consultas de enfermería no sería el único foco de ahorro que generaría una potenciación de la labor de estos profesionales. La medicación para el abordaje de la AR no tiene efectos inmediatos. Tarda semanas o meses en hacer efecto, lo que refuerza, a juicio de Laly Alcaide,directora de ConArtritis, la importancia de una buena formación de los pacientes para que no la abandonen.

La formación en adherencia —farmacológica y no farmacológica— es otra de las acciones propuestas por los expertos tanto en AR precoz como en AR establecida. En general, supondría una inversión de 7,5 millones de euros, de la cual se podría obtener un retorno de casi 21. Y la clave, de nuevo, radicaría en la participación de una enfermería especializada, un “recurso transversal”, según Rosario García de Vicuña, jefa de Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de La Princesa, de Madrid, que puede estar presente en muchas de las etapas en el abordaje de un paciente con AR: desde el diagnóstico hasta su control, pasando por descompensaciones o brotes o la valoración del estado psicológico del paciente, que es fundamental dado el impacto psicológico asociado.

El tiempo importa

En general, de las tres áreas consideradas en el proyecto, la mayor inversión correspondería a la AR establecida (93,6 por ciento), seguida del área de diagnóstico (4,7) y AR precoz (1,7). Pero si posamos la lupa en los retorno por euro invertido, el mayor (6,20 euros) vendría de esta última, seguido de AR establecida (3,21 euros) y diagnóstico (1,04 euros). “Es decir, si tratamos bien al principio es cuando mayor retorno vamos a conseguir”, comenta Álvaro Hidalgo, presidente de la Fundación Weber.

Con él coincide García de Vicuña. “El tiempo importa”, resalta esta especialista, que recuerda que la AR es una enfermedad inflamatoria con un elevado impacto en la vida de los pacientes, que puede implicar “consecuencias desastrosas para la salud y la trayectoria vital de una persona si no se hace nada”. Es cierto que, en el último siglo, el acercamiento de los clínicos y del equipo multidisciplinar a esta enfermedad ha cambiado, principalmente porque todos se han dado cuenta de que no es una enfermedad benigna. El nuevo abordaje pasa por la detección precoz, pero falta camino por recorrer y ese camino pasa, inevitablemente por acelerar las rutas de acceso a reumatología, tanto desde atención primera como desde atención hospitalaria.

Son otras dos propuestas incluidas en el informe, que implican inversiones bien distintas —casi 4,5 millones en el primer caso y 0 euros en el segundo— y retornos, en cambio, muy similares —1,1 millones de euros en el caso de la ruta desde primaria y 1,2 en el caso de la ruta desde especializada—.

Otra de las claves del nuevo aborjade de la AR ha sido la llegada de nuevos fármacos. En este sentido, y aunque los expertos coinciden al señalar que la variabilidad de la práctica clínica no tiene porqué asociarse a inequidad, la proporción de pacientes tratados con biológicos varía según el centro y oscila entre el 3,6 y el 71,4 por ciento, situación achacable no sólo a las características de los pacientes, sino también a las de los centros que los tratan, que lleva a considerar como otra propuesta clave el acceso equitativo a los mismos.

Twitter
Suplementos y Especiales