El ‘benchmarking’, la mejor opción para certificar calidad

La especialista Annabelle Neudam habla de la experiencia alemana
Herramientas
Sevilla
|
31 mar 2017 - 14:00 h
|

Las evaluaciones comparativas o benchmarking, tendrán cada vez más peso para comparar la calidad de los centros sanitarios. Aunque estos comparadores no son muy mayoritarios en España, países como Alemania se encaminan hacia una generalización de esta práctica con plataformas como Qualitätskliniken o la fundación en 2016 de un instituto público para la calidad y transparencia en salud.

Participar en iniciativas de calidad “añade valor y beneficios” a los centros sanitarios que se adhieren a ellas y además, “facilitan información comprensible al paciente”, explicó la jefa de rehabilitación del 4QD-Qualitätkliniken (Alemania), Annabelle Neudam, quien participó en una conferencia sobre el benchmarking internacional en la calidad asistencial.

En la presentación también intervino el director general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Manuel Vilches que destacó que “aunque la calidad asistencial no es palpable, sí se siente”. El director general de IDIS dijo que España ha sido “tímida” a la hora de publicar la transparencia pero afirmó que esta tendencia irá en aumento.

Manuel Vilches también habló de la Acreditación QH (Quality Healthcare), un reconocimiento que otorga IDIS en el ámbito español y “que implica mucho trabajo por parte de los centros”. La certificación se renueva cada dos años y ya son 80 los hospitales públicos, privados y mutuas que cuentan con este sello.

El caso alemán

En Alemania existen 8,3 camas hospitalarias por cada mil habitantes, una cifra que supera el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que está en cinco.

El debate actual en este país está en la calidad, afirmó Neudam, porque “hay demasiados hospitales y al tratarse de una cuestión económica, la calidad puede ser un indicador muy importante para dirigir el flujo monetario”.

El reglamento de calidad existe desde 1996 en este país y todos los hospitales tienen por norma publicar un informe anual online e implantar comparativas gestionadas de manera externa. El problema con estos estudios es que “no son comprensibles, no son comparables y no ayudan al paciente”, lamentó la especialista.

Según explicó Neudam, “son necesarios 16 años de formación académica para poder comprender los informes y estadísticas”, un tema inaceptable para los pacientes y sus familias, que “se merecen encontrar hospitales que cumplan con sus exigencias”.

Facilidades para los pacientes

Desde Qualitätskliniken, nacida en 2010, se intenta cumplir con estas exigencias y además potenciar una ley de transparencia. La organización cuenta con la participación de clínicas públicas y privadas así como con un grupo de trabajo permanente que evalúa a los centros a través de cinco indicadores.

La selección mide el tratamiento médico, la seguridad del paciente, la satisfacción de médicos y pacientes y la ética, tal y como apuntó Neudam.

El tratamiento médico sigue 31 indicadores federales para campos específicos como carótida, riñones y páncreas, entre otros. Sobre seguridad del paciente, destacan la higiene y la seguridad quirúrgica.

Respecto a las cuestiones éticas, Neudam destacó que el paciente “tiene que ver qué hacemos con él y eso requiere un marco que se incorpore a una rutina diaria”.

El funcionamiento de Qualitätskliniken se parece a una búsqueda de un restaurante o un hotel. En una barra se teclea la patología sobre la que busca tratamiento y aparece un ránking con filtros como el valor de asistencia (de 0 a 100) o la distancia, un uso que Neudam defendió ” ya que “es como cualquier plataforma estilo Tripadvisor pero aquí se valora con datos”.

En España ya hay 80 centros que cuentan con la Acreditación Quality Healthcare

Alemania cuenta con un reglamento de calidad asistencial desde 1996 y ya trabaja en mejorarlo

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales