El bloqueo deja la financiación de las comunidades heridas de gravedad

Sin Gobierno no se podrán devolver las entregas a cuentas ni reformar los ‘fondos solidarios’
Herramientas
Madrid
|
20 sep 2019 - 13:22 h
|

Pocos imaginaban el pasado 29 de abril que hoy se pudieran escribir crónicas como esta. Pero la política supera a la ficción y en esta ocasión ha dejado un guión de tragicomedia que bien valdría un Premio Goya. A la izquierda, el Frente Judaico Popular y el Frente Popular de Judea han reavivado las viejas luchas cainitas que otrora protagonizaran Felipe González y Julio Anguita. A la derecha, la búsqueda del liderazgo en la oposición ha reventado todos los puentes de entendimiento. Y como víctimas de toda esta batalla queda un Estado del Bienestar que no tendrá buenas noticias hasta, al menos, febrero de 2020.

Pocos minutos después de que el Rey confirmase que los líderes políticos actuales no son capaces de hacer bien su tarea principal, negociar, el candidato Pedro Sánchez lanzó el primer aviso a navegantes. Enfriamiento económico, un eufemismo que hace temblar las piernas al recordar la desaceleración de Zapatero. En Sanidad, la situación es si cabe peor y más urgente. Eso sí, habrá 140 millones de euros para la repetición electoral con una campaña que ahora durará ocho días.

Presupuestos
Las autonomías deben elaborar sus proyectos presupuestarios sin saber bien a qué atenerse

El Gobierno, mientras está en funciones, no puede hacer las entregas a cuentas a las comunidades autónomas del año 2018. Esto penalizará a los territorios de cara a sus propias OPEs para hacer frente al déficit de profesionales. Además, el últimos grandes acuerdos del Consejo Interterritorial, el Plan de Terapias Avanzadas, se quedará huérfano. Su necesaria financiación se dejó al albur de una hipotética reforma del Fondo de Cohesión, que vive con menos de 4 millones de euros anuales porque aún siguen vigentes los presupuestos de 2018. El Fondo de Garantías Asistencial (FOGA), que se encarga de compensar a las comunidades autónomas ante la demanda que les pueda llegar desde otro territorio sigue sin desarrollarse. Y todo ello en una época en la que las comunidades —que sí han hecho sus deberes desde el 26 de mayo— están inmersas en la elaboración de sus proyectos de presupuestos.

Parón legislativo
El Real Decreto de Gestión Clínica y el de especialidades quedan suspendidos hasta, al menos, febrero de 2020

Más allá del plano económico, hay varias iniciativas legislativas que dormirán el sueño de los justos durante un tiempo indeterminado. El Real Decreto de Especialidades, el de Gestión Clínica u otros relacionados con la política farmacéutica como el de Precios y Financiación se suspenderán hasta nueva orden. Al menos, quedarán los viernes sociales de precampaña. A ver si alguno de ellos es sanitario.

Twitter
Suplementos y Especiales