El decreto de prescripción vuelve a reconciliar a médicos y enfermeros

La normativa volverá al próximo Consejo Interterritorial con una nueva redacción consensuada
Herramientas
Madrid
|
02 jun 2017 - 13:57 h
|

Ha pasado un año y medio y las profesiones médica y enfermera se han vuelto a encontrar en el mismo sitio donde se gestó la ruptura.

El Ministerio de Sanidad convocó el Foro de las Profesiones donde la Organización Médica Colegial (OMC), la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y la Mesa Estatal de Enfermería (compuesta por el Consejo General de Enfermería y el sindicato enfermero Satse) se encontraron para abordar la cuestiones que atañen al trabajo diario. Además, no se perdieron esta cita representantes de las comunidades autónomas de Andalucía y Cataluña.

Como era de esperar, la prescripción médica era el principal escollo que está distanciando cada vez más no solo a los colectivos, sino también al Ministerio. Con este escenario, cuando Dolors Montserrat llegó al Paseo del Prado decidió que fueran ellos quienes solventaran sus problemas.

El primer paso ya se ha dado. En los próximos días se creará un grupo de trabajo para que conjuntamente se redacte de nuevo el decreto. Sobre todo, todo apunta a que afectará al conflictivo artículo 3.2, que actualmente establece que cualquier actuación por parte de enfermería debe contar con la supervisión médica, lo cual, tal y como aseguran los portavoces de este colectivo genera inseguridad jurídica a la profesión.

Se inicia así, de nuevo, una carrera a contrarreloj ya que el nuevo texto tendrá que estar listo antes del 21 de junio que es cuando las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad se darán cita en el primer Consejo Interterritorial de Dolors Montserrat.

Pero, además, este texto será refundido también en una nueva convocatoria del Foro de las Profesiones para sellar de nuevo el acuerdo por médicos y enfermeros, bajo el paraguas ministerial.

Como ha asegurado el presidente del CGE, Máximo González Jurado, el artículo 3.2 del decreto debe tener una redacción adecuada para evitar discrepancias entre profesiones. “Hay muy buena disposición por las tres partes para llegar a un texto de consenso”, ha señalado, al tiempo que ha aclarado que los enfermeros nunca han querido invadir las competencias de los profesionales médicos.

Desde el principio el tono ha sido conciliador por parte de los organismos médicos y enfermeros, conscientes de que la situación no podía seguir enredándose.

“Estamos en un tiempo nuevo en el que se ha reanudado el diálogo entre las dos profesiones y se han sentado las bases para llegar a acuerdos con actitud positiva en busca de una solución”, ha subrayado la ministra.

En esta línea, el portavoz del Foro de la Profesión Médica, Francisco Miralles, ha resaltado la buena voluntad de diálogo y la predisposición a rehacer el texto normativo. Si bien, una vez resuelto el redactado tendrá que pasar el visto bueno del órgano al completo (formado por las sociedades científicas, los estudiantes, decanos y las especialidades médicas).

Idas y venidas

Hay que recordar que este asunto lleva sin resolverse después de que el Gobierno publicara en el BOE un decreto que no cubrió las expectativas de los enfermeros, que acusaron al Ejecutivo de “incumplir lo negociado durante años” y de poner a la profesión en “una grave situación de indefensión jurídica”.

Es cierto, que en las últimas semanas se había avanzado en el parlamento con el decreto cuando el Senado aprobó una iniciativa que contó con el apoyo del PP, que por primera vez admitió la posibilidad de reformar el real decreto. El texto aprobado, una enmienda de sustitución del PP a una moción del PSOE, instaba al Gobierno a promover un acuerdo en el Foro de las Profesiones Sanitarias sobre las modificaciones que se consideren necesarias en la legislación actual.

Gestión clínica

Otro de los asuntos estrella abordados durante el encuentro fue el decreto de gestión clínica. Tanto la OMC como CESM recordaron a la Ministra la sugerencia del Consejo de Estado de dotar a la normativa de rango legal. Montserrat recogió el guante de los profesionales y les aseguró que pondrá en marcha los mecanismos oportunos para que se empiece a tramitar en el Congreso.

El empleo y la precariedad laboral también estuvo presente en el encuentro. A pesar de que la responsable ministerial puso en valor la OPE nacional que se pondrá en marcha, los profesionales hicieron hincapié en la necesidad de abordar también la precariedad laboral, algo que una convocatoria pública no soluciona. Además, incidieron en la reactivación de los concursos de traslados para mejorar la temporalidad.

En cualquier caso, el sabor de boca es bueno por parte de las tres ‘patas’ que apuntalan este Foro. La ministra ha manifestado que “es un espacio de trabajo, diálogo y entendimiento” y que retoma su actividad con el objetivo de dar cumplimiento a su razón de ser que es “contribuir a la mejora de la calidad asistencial y de las condiciones del ejercicio de las profesiones tituladas”.

Las profesiones han valorado que Montserrat activara este foro, que fue el compromiso de su antecesor en marzo de 2015. Además, está previsto que en sucesivas convocatorias otras profesiones como los farmacéuticos entren a formar parte del mismo, si bien, todavía queda organizar su regulación.

Más datos...

El Foro de la Profesión Médica se congregó días antes del encuentro con la ministra, en su encuentro mensual. Como comenta su portavoz, Francisco Miralles, los profesionales valoran positivamente el desbloqueo por parte de Sanidad de algunas cuestiones pendientes. Por supuesto, la fiscalización de la formación continuada tampoco pasó inadvertida, analizando las principales cuestiones que se abordaron entre la OMC y el Ministerio de Hacienda para eximir a los médicos a tributar por asistir a congresos y eventos científicos.

A juicio de Miralles, la reflexión parece clara “las aportaciones que hace la industria farmacéutica son importantes, pero suponen una pequeña parte de la formación, por tanto, ahora tenemos que ordenarla mejor y exigir a los empleadores que la ofrezcan”.

La troncalidad fue otro asunto a abordar. De momento, los profesionales desconocen si el ministerio comenzará a rodar el nuevo decreto, pero “si se retoma, tendrá que ser con todas las consecuencias”. Miralles asegura que están dispuestos a secundarlo.

Los numerus clausus y las nuevas facultades de medicina siguen estando en el limbo. De esta manera, el Foro pedirá una reunión con el Ministerio de Educación para mostrarle su oposición rotunda.

Twitter
Suplementos y Especiales