El relevo generacional en infecciosas, un problema para Darpón

La especialidad de infecciosas sigue a la espera
Herramientas
Vitoria / Madrid
|
23 feb 2018 - 13:46 h
|

El reto que supone la lucha contra la resistencia antimicrobiana ha puesto el debate sobre la mesa en nuestro país sobre la creación y el reconocimiento de la especialidad de Enfermedades Infecciosas. De hecho, España es de los pocos países de la Unión Europea que no cuenta con esta especialidad entre su cartera formativa, hecho que fue resaltado por directivos del ECDC en su visita a nuestro país en 2016 y que figura entre sus recomendaciones.

El 28N de 2017 culminó, sin embargo, con la aprobación de una PNL en el Congreso, en la que se reclamaba el reconocimiento de dicha especialidad, con el apoyo, entre otras, de las Consejerías de Salud del País Vasco y Andalucía. De momento, nada sucede y las distintas comunidades han solicitado en el seno del CISNS la especialidad de enfermedades infecciosas.

La especialidad, una necesidad

El consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, ha reiterado su apoyo al reconocimiento de la especialidad de infecciosas y ha explicado en una entrevista concedida a EDS-Economía de la Salud que se publicará en el siguiente número, los motivos por los que considera fundamental. Ha destacado el papel clave que desempeñan los servicios de enfermedades infecciosas y su evolución desde que fueron creados a raíz de la epidemia del SIDA y que ahora no solo dedican su labor a atender a estos pacientes crónicos sino que además “atienden la infección hospitalaria, atienden el resto de infecciones, apoyan a los pacientes más complejos en las UCIS, los trasplantados, la cirugía cardiaca, las prótesis endovasculares, la traumatología y la infección nosocomial, muy importante en todos los hospitales”. Es más, el consejero vasco considera que “estos servicios de enfermedades infecciosas han mejorado nuestros hospitales y tienen un alto nivel científico”. Añade: “En Osakidetza tenemos buenos servicios de enfermedades infecciosas, como también los hay en los grandes hospitales del Estado” ha manifestado, dejando claro que no faltan motivos para que, finalmente, se consiga esta aprobación que “no es ninguna innovación ya que en la mayor parte de los países de Europa esto es así”.

Si no se crea la especialidad de infecciosas se “volverá a la casilla de salida”. Como ha puesto de manifiesto, “vamos a asistir en la próxima década a una gran renovación de profesionales, que traccionaron y se han comprometido mucho con el sistema público de salud y corremos el riesgo de perder conocimiento”. Añade el consejero que debemos superar ese modelo de los años 80 de “coger médicos especialistas en medicina interna para después de su especialidad formarlos en infecciosas. Las enfermedades infecciosas, como ya nos pasó, con la hepatitis C y con el ébola, van a ser uno de los grandes retos para el futuro”. Darpón afirma que apoyan una especialidad de enfermedades infecciosas y lo ha expuesto en reiteradas ocasiones en el Consejo Interterritorial (Cisns), incluso apoyando a a otras Comunidades en sus propuestas.

Habrá que esperar al 28 de mayo en el Congreso de la Seimc en Bilbao, donde en palabras de su propio presidente, José Miguel Cisneros, “sería magnífico que en ese congreso se anunciara la especialidad”. La Comisión de Recursos Humanos del Ministerio tiene una reunión el próximo viernes 2 de marzo y podría incluir en la agenda del próximo Cisns de marzo la especialidad de infecciosas, que cuenta con el apoyo de las CC. AA.

Twitter
Suplementos y Especiales