El visado de las nuevas terapias para la EPOC obstruye la equidad en su acceso

Las asociaciones de primaria, los neumólogos y los pacientes piden a Sanidad la revisión de este visado
Herramientas
Madrid
|
15 feb 2019 - 13:30 h
|

El Ministerio de Sanidad ha recibido en las últimas semanas varias propuestas de sociedades científicas para modificar el visado al que están sometidas las nuevas triples terapias cerradas para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Así, Semfyc, Semergen y SEMG, por un lado, y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) por otro, remitieron sus propuestas para que Sanidad elimine este trámite.

Como explica a GM el coordinador del área EPOC, José Luis López-Campos, Sanidad el visado “es confuso y genera mucha incertidumbre”. Como indican las sociedades de primaria, tiene un carácter administrativo que no aporta valor clínico, además de que “no se ajusta al conocimiento científico, no facilita el correcto abordaje de la enfermedad, no es eficiente y puede ir en detrimento de la mejor atención a ofrecer a los pacientes”.

La triple terapia cerrada permite a través de un único dispositivo aplicarla a los pacientes, y actualmente está indicada para EPOC grave en paciente exacerbado. En este sentido, López-Campos apunta a que la ficha técnica de este tratamiento está claramente definida para quién está indicado. Además, en cuestión económica resulta más barato que la suma de las tres terapias abiertas. Llama la atención también que los tres fármacos ya se pueden prescribir sin visado por separado.

Esta terapia disminuye la posibilidad de errores, y mejora la adherencia de los pacientes, como recuerda, Javier Palicio, presidente de Fenaer. Desde Separ, entienden que los recursos sanitarios son limitados y hay que poner controles en la prescripción, el problema es que este visado “tiene aspectos discutibles y no se ajusta a la indicación formal en ficha técnica que tiene el fármaco”.

El visado —explica el neumólogo— exige que sea en pacientes que tengan un buen control con una triple terapia abierta. “Esto no es la indicación oficial del fármaco. Se da la paradoja de que estás poniendo el visado a una triple terapia cerrada pero no a los fármacos por separado, y esta terapia abierta es más cara que la terapia cerrada”.

Otro aspecto preocupante es las inequidades que está generando este procedimiento. “Existe una falta de equidad enorme en cuanto a los requisitos y a la aplicación práctica de este visado. Hay comunidades que lo tienen mucho más difícil que otras”, alerta López-Campos.

En este sentido, la propuesta de Separ al ministerio pasa por que se ajuste a la ficha técnica, es decir, que sea prescrito en pacientes que actualmente cuenten con doble terapia —ya sea con brondilatadores o con corticoides y broncodilatador— en pacientes que no estén controlados y que precisen de un escalado de tratamiento. “Tenemos que tener una oportunidad para tratar de mejorar lo que es la evaluación del paciente por ello, desde Separ proponemos que este paciente que va a ser sometido a un escalado se le haga un diagnóstico correcto, realizado por espirometría tanto en atención hospitalaria como en primaria”. El exigir un diagnóstico correcto, en su opinión, es una oportunidad, porque no siempre los pacientes están bien diagnosticados.

El Ministerio de Sanidad ha recibido en las últimas semanas varias propuestas de sociedades científicas para modificar el visado al que están sometidas las nuevas triples terapias cerradas para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Así, Semfyc, Semergen y SEMG, por un lado, y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) por otro, remitieron sus propuestas para que Sanidad elimine este trámite.

Como explica a GM el coordinador del área EPOC, José Luis López-Campos, Sanidad el visado “es confuso y genera mucha incertidumbre”. Como indican las sociedades de primaria, tiene un carácter administrativo que no aporta valor clínico, además de que “no se ajusta al conocimiento científico, no facilita el correcto abordaje de la enfermedad, no es eficiente y puede ir en detrimento de la mejor atención a ofrecer a los pacientes”.

La triple terapia cerrada permite a través de un único dispositivo aplicarla a los pacientes, y actualmente está indicada para EPOC grave en paciente exacerbado. En este sentido, López-Campos apunta a que la ficha técnica de este tratamiento está claramente definida para quién está indicado. Además, en cuestión económica resulta más barato que la suma de las tres terapias abiertas. Llama la atención también que los tres fármacos ya se pueden prescribir sin visado por separado.

Esta terapia disminuye la posibilidad de errores, y mejora la adherencia de los pacientes, como recuerda, Javier Palicio, presidente de Fenaer. Desde Separ, entienden que los recursos sanitarios son limitados y hay que poner controles en la prescripción, el problema es que este visado “tiene aspectos discutibles y no se ajusta a la indicación formal en ficha técnica que tiene el fármaco”.

El visado —explica el neumólogo— exige que sea en pacientes que tengan un buen control con una triple terapia abierta. “Esto no es la indicación oficial del fármaco. Se da la paradoja de que estás poniendo el visado a una triple terapia cerrada pero no a los fármacos por separado, y esta terapia abierta es más cara que la terapia cerrada”.

Otro aspecto preocupante es las inequidades que está generando este procedimiento. “Existe una falta de equidad enorme en cuanto a los requisitos y a la aplicación práctica de este visado. Hay comunidades que lo tienen mucho más difícil que otras”, alerta López-Campos.

En este sentido, la propuesta de Separ al ministerio pasa por que se ajuste a la ficha técnica, es decir, que sea prescrito en pacientes que actualmente cuenten con doble terapia —ya sea con brondilatadores o con corticoides y broncodilatador— en pacientes que no estén controlados y que precisen de un escalado de tratamiento. “Tenemos que tener una oportunidad para tratar de mejorar lo que es la evaluación del paciente por ello, desde Separ proponemos que este paciente que va a ser sometido a un escalado se le haga un diagnóstico correcto, realizado por espirometría tanto en atención hospitalaria como en primaria”. El exigir un diagnóstico correcto, en su opinión, es una oportunidad, porque no siempre los pacientes están bien diagnosticados.

Los expertos aseguran que la ficha técnica de la triple terapia cerrada está claramente definida

Además, recuerdan que esta terapia conjunta es más barata que los tres tratamientos por separado

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales