El visado en la triple terapia frente a la EPOC ‘asfixia’ a médicos y pacientes

Los especialistas y los pacientes vertebran sus propuestas para seguir avanzando en un abordaje adecuado
Herramientas
Madrid
|
05 jul 2019 - 13:03 h
|

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es la cuarta causa de mortalidad a nivel mundial, y se prevé que sea la tercera causa de muerte en 2030. Según los datos preliminares del EPI-SCANII, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) afecta a más del 10 por ciento de la población y el infradiagnóstico está en torno al 80 por ciento. Una de cada diez personas mayores de 40 años sufre esta enfermedad.

El tratamiento farmacológico de la EPOC va focalizado a dos grandes objetivos. Por una parte, el control y disminución de la sintomatología de la enfermedad con la consecuente mejora en la calidad de vida de los pacientes. Por otro lado, la disminución del riesgo de recaídas futuras reduciendo la frecuencia como la gravedad de las agudizaciones de la EPOC. Así se recoge informe Grupo de Trabajo Análisis del Tratamiento de la EPOC: beneficios de la triple terapia, desarrollado por Fundamed con el apoyo de Chiesi.

Por triple terapia se entiende la combinación de dos fármacos broncodilatadores, junto con un corticoide, administrados con dispositivos diferentes o utilizando un único inhalador. Así, la combinación de los tres principios activos en un único dispositivo inhalador se posiciona como todo un avance desde el punto de vista terapéutico, tanto para los profesionales sanitarios como para los pacientes.

Según los expertos que han participado en este informe: Julio Ancochea, jefe de servicio del Hospital Universitario de La Princesa; Javier Palicio, paciente con EPOC y presidente de la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (Fenaer); José Tomás Gómez, Tomás Gómez, médico familia del Centro de Salud Nájera; y Álvaro Hidalgo, Fundación Weber, hay que tener en cuenta que el paciente carece de la información y formación adecuadas para manejar independientemente su enfermedad y controlar las agudizaciones moderadas y graves. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como las guías de práctica clínica recomiendan a los pacientes con EPOC acceder a programas de educación terapéutica. Estas iniciativas educativas tendrían que ser proporcionadas por los profesionales sanitarios, por lo que se hace necesaria su instrucción en esta materia.

Los errores

“Al verse comprometido el control de la EPOC por una maniobra inhalatoria errónea y la dificultad de utilización de los dispositivos inhalatorios por parte del paciente, los profesionales sanitarios necesitan una formación adecuada para instruir al paciente, así como también simplificar el uso de los dispositivos inhaladores”, apuntan. De hecho, se calcula que los errores en la administración de inhaladores alcanzan el 50 por ciento y el uso de varios inhaladores multiplica estos errores.

La asociación de los tres principios activos en un único dispositivo inhalador beneficiaría al paciente ya que controlaría mejor su sintomatología, mejoraría su función pulmonar y tendría un menor número de agudizaciones de la EPOC. El paciente tendría un mayor cumplimiento terapéutico si utilizase un único dispositivo inhalador.

Desde la perspectiva económica, coinciden en que el uso de la triple terapia puede suponer un ahorro sustancial para el sistema sanitario, fundamentalmente en lo que se refiere a los costes sanitarios directos que se derivan como consecuencia de las agudizaciones de la EPOC. Además, “la triple terapia disminuiría el gasto farmacéutico y los costes laborales”.

Un escollo burocrático

Conscientes de estas ventajas, los especialistas están convencidos de que hay que instar a las autoridades sanitarias a que revisen la resolución adoptada mediante visado para el tratamiento de la EPOC moderada y grave.

Tanto las asociaciones de pacientes como las sociedades científicas se han posicionado en contra del visado al que está sometida la nueva triple terapia y han solicitado su cancelación, dado que deja sin la opción terapéutica recomendada para los pacientes con EPOC moderada y grave.

Se estima que el 47 por ciento de los pacientes con EPOC ya han sido tratados con la triple terapia. Sin embargo, una de las barreras a las que se enfrentan los pacientes es el visado al que están sometidas estas novedades terapéuticas.

Expertos y pacientes coinciden en que los visados son injustos, y recalcan que “son inicuos y se deberían eliminar”.

Su carácter administrativo, explican, no aporta valor clínico, además de que no se ajusta al conocimiento científico, y no facilitan un correcto abordaje de la enfermedad. Además, evitar las agudizaciones de esta enfermedad es el objetivo terapéutico y para ello el papel de atención primaria es fundamental.

Con todo, tanto especialistas como pacientes insisten en que “la triple terapia no sale más cara”. Si bien el objetivo del visado es el económico, “en este caso no cumple el requisito de ahorrar”, acotan.

<p>El visado en la triple terapia frente a la EPOC ‘asfixia’ a médicos y pacientes</p>

EL DATO

El informe avanza que los pacientes con EPOC moderada y grave tienen necesidades terapéuticas no resueltas, como reducir el riesgo de exacerbaciones que deterioran su calidad de vida y que conllevan a hospitalizaciones e incluso a poner en peligro su vida. Entre las comorbilidades más frecuentes asociadas a la EPOC destacan la patología cardiovascular (cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca o ictus), hipertensión, diabetes mellitus, insuficiencia renal, osteoporosis, enfermedades psiquiátricas (ansiedad y depresión), deterioro cognitivo, anemia o neoplasias.

Sin embargo, los expertos explican que la EPOC es una enfermedad que se está rejuveneciendo y feminizando. El infradiagnóstico es mayor dentro del género femenino y, además, las comorbilidades difieren por sexos, siendo la patología cardiovascular la comorbilidad más frecuente en los varones y la osteoporosis la más habitual en mujeres . A menudo la terapia farmacológica necesita incrementarse progresivamente, esto requiere que los pacientes sean tratados con varios fármacos que, hasta la fecha, tienen que ser administrados a través de dos o incluso tres inhaladores. Por lo tanto, una opción

más simplificada como la triple terapia respondería a las necesidades del paciente.

Twitter
Suplementos y Especiales