Enfermería marca al Gobierno cinco puntos “inexcusables” en empleo

El aumento de las plantillas, la subida salarial, la vuelta a la jornada de 35 con algunos de los reclamos
Herramientas
Madrid
|
02 mar 2018 - 13:33 h
|

El Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería (Satse) ha criticado que el Gobierno siga “dando largas” a los empleados públicos y no llegue a ningún acuerdo que permita el aumento de los salarios de los profesionales de Enfermería y Fisioterapia y la devolución de derechos laborales perdidos, como la jornada de 35 horas semanales.

En reunión extraordinaria, los miembros del Comité Ejecutivo Estatal de Satse hicieron un análisis conjunto de la marcha de las negociaciones con el Gobierno central en materia de empleo público, las cuales se encuentran “estancadas”, y pusieron sobre la mesa cinco puntos que son “inexcusables” para la organización sindical.

En primer lugar, desde Satse se reclama el aumento de las plantillas de Enfermería y Fisioterapia en el Sistema Nacional de Salud, recalcando que la denominada ‘OPE estabilización’ lo que conllevará será la reducción de la temporalidad en el sector público, no la creación de empleo real.

La urgencia de las OPES

Por ello, y además de la convocatoria de nuevas Ofertas Públicas de Empleo (OPES) en todos los servicios autonómicos de salud, con plazas suficientes, el Sindicato de Enfermería propone la eliminación de la tasa de reposición (porcentaje de plazas de profesionales que se jubilan y son nuevamente ocupadas) en lugar de mantener el porcentaje actual o elevarlo un poco más.

El tercer punto en el que ahonda el sindicatos es en la necesidad de aprobar un incremento salarial de, al menos, el seis por ciento, para este año y, de esta forma, paliar “solo en parte” la pérdida de poder adquisitivo sufrido por los profesionales de Enfermería y Fisioterapia que trabajan en la sanidad públicas desde el inicio de los recortes y que, según el sindicato, supera el 30 por ciento.

Asimismo, desde la organización sindical se demanda la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales en todas las comunidades autónomas, tanto en las que ya las tenían y que el Tribunal Constitucional anuló. Es el caso de comunidades como Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y País Vasco. “Una medida que supondría, además, la generación de más puestos de trabajo”, explican desde la organización.

El último punto es la recuperación de derechos laborales suprimidos en los años de crisis.

A modo de ejemplo, Satse recuerda que se impuso la limitación del complemento de incapacidad temporal, la suspensión de distintos acuerdos y convenios para el personal del sector público, la supresión de la jubilación parcial del Estatuto Básico del Empleado Público y del Estatuto Marco, o la eliminación del complemento de jubilación.

Twitter
Suplementos y Especiales