“Es necesario un pacto por la sanidad que involucre a todos”

ADOLFO FERNÁNDEZ-VALMAYOR Presidente de IDIS
Herramientas
Madrid
|
12 may 2017 - 15:07 h
|

Pregunta. La sanidad privada sigue creciendo y aumentando con buenas cifras... (así lo avala el Informe de la Sanidad Privada), ¿a qué se debe?

Respuesta. Fundamentalmente a la calidad de los centros incidiendo en todos los temas (calidad, seguridad y resultados de salud) pero también es debido a los excelentes sanitarios que están trabajando en el sector de titularidad privada. Hay que tener en cuenta la calidad percibida y en la que año tras año y a través del Barómetro de la Sanidad Privada este sistema alcanza cifras de satisfacción rondando el notable en todos los indicadores analizados.

Asimismo, es destacable señalar que los únicos ciudadanos que tienen posibilidad de elegir, que son los empleados de la Administración central, siguen optando por los servicios de la sanidad privada por delante de la pública.

P. Pero sin embargo, todavía quedan amenazas y desafíos...

R. Nos encontramos en un entorno sensible como es la sanidad y la salud. Los presupuestos de ambos conceptos en las distintas comunidades autónomas son muy relevantes y, por lo tanto, son foco de especial atención por parte de las Administraciones. Existe un debate político alrededor de la sanidad y nosotros desde IDIS pensamos que debería entrarse en un debate más técnico para evitar la utilización demagógica de algunos datos.

Desde la Fundación IDIS, a través de informes y estudios, aportamos datos objetivos año tras año para que puedan ser analizados por los agentes implicados en la cadena de valor asistencial.

P. ¿Qué alternativas puede ofrecer la Sanidad privada como fórmulas de colaboración en el SNS?

R. Además de las fórmulas de cooperación tradicionales (conciertos, mutualismo y concesiones) también trabajamos en otras fórmulas como el uso de las TIC. La plataforma mi e-salud es un buen ejemplo de ello, ya que permite movilidad de los pacientes a su propio criterio entre sistemas aportando sus propios datos clínicos.

Por otro lado, también hemos planteado la posibilidad de que el modelo de mutualismo administrativo (algo totalmente eficiente y eficaz), se pueda extender a las CC.AA. En definitiva que se pueda extender a empleados de la Administración autonómica y local, lo que redundaría en un ahorro significativo, una menor presión asistencial en el sistema público y una descarga de las arcas públicas.

P. En materia de investigación e innovación también se va creciendo... ¿con la participación en EE.CC.?

R. Efectivamente, en los últimos años, la sanidad de titularidad privada ha ido incrementando su participación en ensayos clínicos especialmente en fases tempranas, que son las que requieren una mayor complejidad desde el punto de vista de la investigación. Oncología, Cardiovascular, Respiratorio, Sistema Nervioso Central e Inmunología son las áreas donde existe participación de los centros privados.

P. Hace poco conocíamos la propuesta de IDIS del Programa de Incentivos de la Sanidad Eficiente... ¿Qué puede aportar esta fórmula al sistema sanitario?

R. El Programa de Incentivos a la Sanidad Eficiente (PISE) atiende a sus raíces a la desgravación de los seguros de salud en el IRPF debido a que estuvo interpuesta hasta el año 98. La puesta en marcha de este plan impulsaría las políticas de salud y redundaría en una menor presión asistencial en el sistema público, descarga de la presión financiera y un mayor acceso a los servicios por parte de la población general.

P. ¿Cuál es el problema de viabilidad del sistema sanitario público?

R. En estos momentos es necesario un pacto por la sanidad y la innovación que involucre a todos los agentes, un pacto que sea inclusivo y que trate de aportar mayor nivel de eficiencia al sistema sanitario, utilizando todos los recursos disponibles y evitando duplicidades y redundancias.

Probablemente también sea necesaria una reforma de la Ley General de Sanidad (puesto que lleva 30 años de vigencia), debido a que el entorno social y demográfico ha cambiado. Sin duda, hay que adecuar nuestra sanidad a la realidad del momento, teniendo en cuenta las experiencias de éxito de otros países de nuestro entorno geográfico europeo.

P. ¿Cuál es la aportación de la sanidad privada al sistema?

R. La sanidad privada contribuye al PIB en un 3,5 por ciento y es un motor generador de empleo, con 252.850 profesionales. Además, presenta modelos de cooperación que aportan eficiencia al sistema sanitario. Igualmente presenta altos estándares de participación en investigación, implantación tecnológica (los mayores avances se incorporan en la sanidad privada) y formación (al contar con 24 hospitales universitarios y ofrecer 175 plazas en formación sanitaria especializada).

Por otro lado, la Fundación IDIS está comprometida con el impulso de la calidad asistencial a través de su iniciativa QH (Quality Healthcare) y en la consecución de los mejores resultados de salud a indicadores validados internacionalmente.

P. ¿Cómo debería ser la relación entre la sanidad pública y la privada?

R. La relación debería de ser fluida, de igual a igual y buscando sinergias que eviten ineficiencias dentro del sistema. Medicina solo hay una buena y mala y el paciente es único para el sistema público y privado; por lo tanto, ambos entornos deberían caminar juntos y para ello es fundamental sacar la política de la sanidad y entrar en un debate más profesional y técnico con el objetivo puesto siempre en beneficio del paciente y el profesional sanitario.

El 57% de los hospitales y el 32% de las camas con finalidad asistencial son privadas en Cantabria

En Cantabria 88.090 personas tienen un seguro sanitario privado. Asimismo, el sector privado cuenta en esta región con el 57 por ciento de los hospitales y el 32 por ciento de las camas. En relación a la partida de conciertos, Cantabria destinó tan solo el 3,7 por ciento del gasto sanitario total a conciertos, registrando un decrecimiento del 2,75 por ciento respecto al periodo 2005-2014 en este capítulo. Así se puso sobre la mesa durante la Jornada Sanidad Privada en Cantabria: Aportando Valor, organizada por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) y CEOE-CEPYME Cantabria. Para Fernández-Valmayor, “el entorno de provisión sanitaria aporta, a través de modelos de cooperación, avances en materia de organización, eficiencia en la gestión, control de costes, integración de profesionales, resultados de salud, innovación, calidad y seguridad. Si no somos capaces de llegar a un buen entendimiento en materia sanitaria corremos el riesgo de romper el sistema, de que este se desestructure y no haga honor a sus valores de universalidad, equidad, cohesión. Por otra parte, se puso de manifiesto la satisfacción de los 32.172 usuarios de la sanidad privada en Cantabria: de hecho, un 85 por ciento recomendaría el uso de los servicios de este entorno. El último Barómetro de la Sanidad Privada en Cantabria (2015) señala que las consultas a especialista (89 por ciento) y la realización de pruebas diagnósticas (72 por ciento) son los servicios más utilizados de la sanidad privada.

Twitter
Suplementos y Especiales