“Estamos a las puertas de una verdadera revolución”

LUCIANO SÁEZ Presidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS)
Herramientas
Madrid
|
13 ene 2017 - 12:00 h
|

El presidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), Luciano Sáez, explicó a GM el rumbo que están tomando los avances en este campo y auguró cambios muy significativos próximamente gracias a la incorporación del internet de las cosas, la medicina de precisión y personalizada y el big data sanitario.

Pregunta. ¿Cuáles son sus retos al frente de la presidencia?

Respuesta. El mayor reto que ahora tenemos es convencer a las autoridades con responsabilidad en sanidad de la necesidad de disponer de una estrategia nacional de salud digital, que permita que las TIC aporten lo que deben a nuestro sistema de salud y que todas las iniciativas y proyectos de este mundo sanitario encajen en un proyecto global que permita tanto a los ciudadanos como a los profesionales aprovechar lo que la evolución tecnológica facilita en accesibilidad, seguridad de los pacientes, calidad de la atención, formación, investigación y, por supuesto, mejora de los servicios sanitarios, además, sin incrementar los costes.

Desde nuestra sociedad estamos impulsando la utilización de los avances tecnológicos en aquellas áreas que creemos prioritarias. Por ejemplo, hoy ya hay que tener proyectos que impulsen la utilización de la tecnología del big data por los enormes beneficios que pueden aportar a nuestro sistema de salud, la medicina de precisión y la medicina predictiva y personalizada. Imagínese si pudiéramos contar con un sistema que preservando todas las garantías de seguridad y confidencialidad de la información, incorporase toda la información clínica, medio ambiental, geográfica etc. de todos los ciudadanos que tienen información en los distintos sistemas de información existentes en todo España. Esto tendría un valor incalculable para la seguridad de los pacientes, evolución clínica de los tratamientos, control de calidad e investigación.

P. ¿Cuál es la importancia de la informática para la salud?

R. El sector sanitario siempre ha sido innovador e incorpora los avances científicos de una forma natural, pero las TIC se han visto históricamente como una amenaza a la autonomía en la toma de decisiones y como una herramienta de control. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, en todas las actividades que se realizan sobre la salud se maneja información y la herramienta específica para ello son las TIC.

Lo complejo es que la incorporación de las TIC provoca cambios en la forma de trabajar, obliga a la normalización, a formalizar los procesos y las responsabilidades individuales de todos los profesionales involucrados.

Hoy ya hablamos de transformación digital con la intención de transmitir que no es lo adecuado ‘informatizar’, incorporar las TIC a una actividad o a un proceso haciendo lo mismo de siempre pero con ordenadores pero esto no es lo que la informática de la salud debe aportar al sistema, hay que redefinir la actividad y el proceso al disponer de una tecnología que modifica o elimina algunas actividades actuales y, además, aparecen nuevas funcionalidades. Es necesario incorporar las TIC a la hora de hacer los nuevos planes de salud como un agente que aporta nuevas posibilidades de actuación. Lo único que se debe mantener es el objetivo o misión de las organizaciones sanitarias que es preservar la salud de los ciudadanos.

P. ¿Cómo ha evolucionado en estos últimos años?

R. Se ha avanzado mucho. Decimos que España es un ejemplo internacional con su modelo sanitario y su calidad, pero también con la incorporación de las TIC.

Invertimos solo el 1,2 por ciento del gasto sanitario en TIC cuando la mayor parte de países de nuestro entorno están ente el 2,5 y el 3 por ciento. Disponemos de datos desde 2012 gracias a nuestro proyecto Índice Seis que se elabora con la dirección de todos los responsables de sistemas de las 17 CC.AA. y del Ministerio de Sanidad. El año pasado ya no disminuyó la inversión en nuevas tecnologías, aunque en plena crisis sufrieron de forma muy importante los presupuestos dedicados a innovar la sanidad, cuando se debería haber hecho todo lo contrario. La inversión en TIC permite ahorros importantes de costes en el gasto sanitario al margen de que además se mejora la calidad de los servicios y la accesibilidad de los ciudadanos a ellos.

Sin embargo, somos modelo en la implantación de proyectos a nivel global, en nuestros centros sanitarios, en las comunidades autónomas y con proyectos del SNS como la tarjeta sanitaria nacional, la historia clínica electrónica y la receta electrónica.

Estamos en una situación de privilegio al contar con un sistema nacional de salud que permitiría un avance mucho más eficiente si dispusiéramos de una estrategia de implantaciones coordinada a nivel de estado y autonómico.

P. ¿Cree que los avances han sido mucho más rápidos de lo que lo habían sido en años anteriores?

R. Lógicamente se están acelerando, pero no porque se haya convertido en un tema estratégico real del sistema, sino debido a la evolución tecnológica que permite avanzar mucho más rápido en soluciones y también al cambio cultural.

También es un factor importante la demanda de los profesionales sanitarios que ven las TIC como un aliado en su trabajo y una necesidad para resolver su labor. No nos olvidemos de los ciudadanos que ya se preguntan la razón por la que tengan que acudir personalmente a los centros para temas que podrían resolver accediendo a través de la red .

Confiamos en que se vea la incorporación de los avances tecnológicos como una inversión que permita mejorar la calidad de nuestro sistema sanitario y además garantizar su sostenibilidad.

P. ¿Qué papel juegan las nuevas tecnologías en el día a día de los profesionales sanitarios?

R. En muchos centros su herramienta cotidiana es el ordenador, tanto incorporado a la tecnología clínica como para acceder a los historiales, las pruebas diagnosticas, sus citas, etc., para realizar estudios clínicos e investigación. Muchos profesionales ya no pueden realizar su trabajo si se paraliza el sistema informático. Habría que dar más importancia al papel del profesional sanitario a la hora de incorporar nuevas soluciones tecnológicas contando con su conocimiento y necesidades. En este sentido se está avanzando en muchas organizaciones creando grupos de trabajo de profesionales a la hora de diseñar y plantear nuevos proyectos.

Desde la SEIS estamos impulsando proyectos de innovación de la actividad clínica que surjan desde los profesionales que, en definitiva, son los que conocen mejor cómo pueden mejorar su actividad profesional. Hemos creado la Plataforma Tecnológica para la Innovación en Salud con el objetivo de difundir los posibles mecanismos de financiación de estos proyectos así como para revisar y proponer proyectos con grupos de profesionales y colaborar con la industria innovadora.

Una vez que estos proyectos estén en marcha, se evaluarían sus resultados y, en su caso, se trasladarían al resto de servicios clínicos. Avanzaríamos de una forma exponencial en innovar nuestro sistema de salud al contar con múltiples profesionales de los centros sanitarios trabajando por mejorar su actividad.

P. ¿Se imagina ya una medicina sin estos avances?

R. Ya es inimaginable y yo le diría que estamos a las puertas de un cambio radical, una verdadera revolución con la incorporación del internet de las cosas, la medicina de precisión y personalizada, el big data sanitario... Por esto planteamos la necesidad urgente de una planificación estratégica para la transformación del sector, no se puede dejar que esta transformación que ya se está produciendo no disponga de un sistema de gobernanza que la impulse y coordine para cumplir los objetivos comunes de todo el sistema de salud.

P. En cuanto al paciente, ¿qué beneficios tiene?

R. El paciente es el objetivo del sistema, con la incorporación de la tecnología mejora su accesibilidad a los servicios, dispone de su información de salud, aumenta su seguridad, puede disponer de avisos y consejos personalizados sobre su salud y que medidas preventivas debe adoptar según su perfil personal. Creo que el paciente debe ser y será un impulsor de la transformación del sistema, el es en definitiva el que debe gobernar su salud.

P. ¿Qué papel juega en la mejora de la adherencia a los tratamientos?

R. Hoy es muy fácil enviar mensajes recordatorios a los pacientes sobre sus tratamientos o comprobar que la medicación que se ha prescrito se ha dispensado. También se pueden automatizar preguntas periódicas sobre su evolución ante los tratamientos. Es de bajo coste implantar medidas que mejoren la adherencia.

P. ¿Y en hospitalización a domicilio?

R. El domicilio ya es un nuevo escalón sanitario con los dispositivos conectados. Con la tecnología disponible el paciente de determinadas patologías puede perfectamente permanecer en el mismo y tener una atención directa de los profesionales adecuadas. Existen importantes experiencias en los servicios de salud, si bien falta una extensión más generalizada. El internet de las cosas va a impulsar este nuevo servicio sanitario. Un problema o freno que nos encontramos es la adecuación de la normativa necesaria para permitir que esta nueva forma de atención sanitaria esté contemplada en la cartera de servicios sanitarios, que no sea una experiencia piloto en la que solo participan de forma voluntaria algunos profesionales entusiasmado con la innovación.

P. En temas como la historia clínica electrónica, se pone en duda la seguridad de los datos del paciente, ¿cuál es su opinión al respecto?

R. Este tema ha sido tratado en múltiples ocasiones en nuestro Foro de Seguridad y Protección de Datos de Salud que realizamos con el apoyo de las autoridades de protección de datos. Realmente el que la información esté en medios electrónicos permite que se garantice su seguridad, su disponibilidad cuando y donde se precise y el acceso a ella solo por los profesionales autorizados.

Todos los sistemas implantados cumplen con la LOPD y se realizan auditorías periódicamente para garantizar su seguridad. Además todos los accesos quedan registrados automáticamente lo que permite conocer quien ha accedido y valorar su pertinencia.

P. ¿Qué actividades tiene previstas la SEIS de cara a 2017?

R. Todas las acciones de la SEIS se planifican con la colaboración de las instituciones proveedoras de servicios de salud, con los profesionales y con la industria tecnológica que nos tiene que proveer de soluciones adecuadas. Para ello disponemos de los correspondientes comités asesores de la Junta Directiva donde se exponen y discuten las diferentes propuestas y previo al plan de trabajo anual.

Nuestra sociedad realiza anualmente muchas actividades, por ejemplo, iniciamos el año con el acto de entrega de los Premios Nacionales de Informática y Salud en el que destacamos las entidades y profesionales que han realizado un trabajo importante por la innovación del sistema de salud. Se celebra el 19 de enero . Vamos a lanzar el Informe Seis ‘Las TIC y la Seguridad de los Pacientes’, recién terminado y en el que se analizan los riesgos y se estudia la aportación de las TIC para minimizarlos.

P. ¿Y en otros aspectos?

R. En materia de protección de datos, la reunión anual tratará sobre la reutilización de la información de salud y el nuevo reglamento europeo, un tema de máxima importancia ante la explosión del big data y su utilización para la investigación.

La temática a tratar este 2017 en todas nuestras actividades se basa en el documento que hemos elaborado conjuntamente con Ametic y FENIN ‘10 medidas para el impulso de la transformación digital del sector salud’ , por ello en el Congreso Nacional de Informática de la Salud tiene el lema “ la Transformación Digital del sector salud” .

Si me gustaría destacar además la labor formativa que desarrollamos con el Instituto de Salud Carlos III y en la Escuela Nacional de Sanidad con el Máster en Dirección de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en Salud, ya en su 3ª promoción, en el que se cubren la totalidad de las plazas y tiene el objetivo de disponer de unos profesionales de formación base sanitaria o tecnológica con alta formación para la función directiva de sistemas.

LAS FRASES

España es ejemplo con su modelo sanitario y su calidad, también al incorporar las TIC”

El domicilio ya es un nuevo escalón sanitario con los dispositivos conectados”

Twitter
Suplementos y Especiales