Europa y España, aliadas en la lucha contra las resistencias

El Plan de Acción puesto en marcha en 2011 “no ha sido suficiente para hacer frente a esta amenaza mundial”
Herramientas

C.M.López

Madrid

|
28 abr 2017 - 14:00 h
|

Hace tiempo que la lucha contra las resistencias a los antibióticos forma parte de las agendas nacionales e internacionales.

En España, las comunidades autónomas también van avanzando en estrategias hospitalarias para frenarlas, y a nivel nacional hay en marcha un plan de acción acorde a los acuerdos alcanzados en la Naciones Unidas.

La semana pasada, el Comisario Europeo de Salud, Vytenis Andriukaitis, visitaba España para avanzar en este sentido. Lo hizo en el Foro Nueva Economía, donde junto a la Ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, adelantó las próximas estrategias que se llevarán a cabo.

Adriukaitis fue claro: “la sociedad se enfrenta a un reto muy importante”. A pesar de las iniciativas que se están llevando a cabo, la rapidez con la que han aumentado las infecciones resistentes a los antibióticos “están poniendo en peligro la salud humana y animal”.

El líder europeo tiene claro que sin una acción decisiva se puede volver a una era anterior al descubrimiento de los antibióticos, “donde una persona puede morir por una infección o lesión menor”.

A todo esto se suma el coste que suponen las resistencias, sobre todo, en el tratamiento y en la pérdida de productividad debido a la enfermedad. “Solo en la UE se estima que las resistencias cuestan 1.500 millones de euros”, aseguró. En este sentido, recordó las cifras que baraja el Banco Mundial de que para el año 2050, las infecciones resistentes a los medicamentos podrían causar un desequilibrio económico mundial con características semejantes a la crisis de 2008.

Lejos de lo que se podía pensar, Andriukaitis reconoció que el Plan de Acción puesto en marcha por la Comisión en 2011 “no ha sido suficiente” para frenar el aumento de las infecciones resistentes a los antibióticos.

De este modo, la Comisión Europea está comprometida con intensificar los esfuerzos, y por ello, se pondrá en marcha un nuevo Plan de Acción.

Las prioridades de esta nueva estrategia pasan por reforzar las actuaciones regionales de cada país en este campo, y en la esfera internacional también. “Cada Estado debe tener un Plan de Acción Global contra las resistencias”.

En este punto, puso en valor el esfuerzo de España en su estrategia, pero sugirió “continuar trabajando para reducir el consumo de antibióticos”.

La segunda prioridad es impulsar la innovación y la investigación para el desarrollo de nuevos antibióticos, así como pruebas de diagnóstico rápido, vacunas y otros tratamientos.

Gastos de las UE

El Comisario Europeo recordó que desde 1999, la Comisión ha invertido más de un billón de euros en proyectos de investigación en esta área. “Esta inversión es compatible con una amplia gama de actividades de investigación relacionadas con las bacterias multirresistentes, incluyendo el desarrollo de nuevos antibióticos, tecnologías novedosas y tratamientos alternativos innovadores”.

En esta línea, Europa seguirá invirtiendo en Horizonte 2020, la investigación de la UE y el Programa Marco para la Innovación, a través de acuerdos de colaboración con la industria farmacéutica, —la Iniciativa de Medicamentos Innovadores— y “a través de un nuevo sistema de financiación previsto para enfermedades infecciosas”, acotó.

Twitter
Suplementos y Especiales