Herramientas
Madrid
|
19 oct 2017 - 12:43 h
|

La Federación Española de Cáncer de Mama, en representación de más de 40.000 mujeres con la enfermedad y de las 42 asociaciones en las que se agrupan, ha presentado su Manifiesto 2017 con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama, con el apoyo de la Sociedad Española de Oncología Médica SEOM y de los grupos cooperativos de investigación en cáncer de mama GEICAM y SOLTI. En este documento, que se hace público a través de las diferentes acciones de las asociaciones, FECMA refuerza el compromiso con la defensa de un sistema público de salud que garantice una cartera de servicios única y común, como elemento de equidad y que, con independencia de la administración gestora, garantice la igualdad en el acceso a servicios y prestaciones. “Los esfuerzos por la resolución de las desigualdades sanitarias y el trabajo a favor de la equidad -señala el Manifiesto-debieran ser objetivos a conseguir y representar líneas estratégicas de las Administraciones sanitarias que gestionan el Sistema Nacional de Salud. Nuestra Federación acepta un modelo descentralizado que da autonomía a las Comunidades Autónomas en la gestión sanitaria, pero reclama mecanismos de coordinación de las políticas sanitarias, cautelas para que el sistema no sea disfuncional, un consejo interterritorial operativo y un fondo de cohesión sanitario que garantice realmente la igualdad de acceso a la asistencia sanitaria pública en todo el territorio español”.

La Federación considera, asimismo, que la solución a los problemas financieros del sistema no pasa por recortes y ajustes en personal, inversiones, servicios o prestaciones, sino por la racionalización del gasto, medidas de prevención, aplicación de las mejores prácticas y una colaboración activa entre las Administraciones de las Comunidades Autónomas. En este sentido “si es cierto que se ha superado la crisis económica, se debe constatar que el gasto público en sanidad recupera los recursos perdidos desde 2009”. A pesar de confiar en la capacidad de los profesionales sanitarios y del sistema nacional de salud, FECMA reconoce que debe incorporar reformas para adaptarse a las nuevas necesidades y responder con acierto a la realidad social.

En el caso concreto del cáncer de mama, es manifiesta la mejora experimentada en los últimos años gracias a los programas de detección precoz, la concienciación de las mujeres y los avances en el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad en todas sus fases. Pero, a pesar de que los índices de supervivencia en cáncer de mama son altos (82,8 por ciento), se sabe que el 20 por ciento de las mujeres con la enfermedad desarrollará metástasis y el 6 por ciento ya tiene cáncer de mama metastásico en el momento del diagnóstico. Éste es un motivo de preocupación, puesto que estas mujeres necesitan una atención específica que debe ser tenida en cuenta. Como también preocupa el número creciente de mujeres jóvenes con cáncer de mama, los efectos adversos y las consecuencias en el ámbito familiar, laboral y profesional.

El valor de la investigación clínica

El presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica, Miguel Martín, ha incidido en este aspecto y ha señalado que “para SEOM la investigación clínica es fundamental porque es una garantía de futuro para los pacientes con cáncer. Los avances en Oncología están sentando las bases de nuevas estrategias terapéuticas y tenemos que seguir investigando para comprobar sus mecanismos de acción y continuar incrementando la supervivencia y mejorando la calidad de vida”. Asimismo añade que sigue siendo necesario “contribuir a poner en valor el rol de los pacientes con cáncer como actores fundamentales en la planificación sanitaria y para ello nuestra Sociedad trabaja conjuntamente con las asociaciones de pacientes, como garantes de los derechos y los deberes de los pacientes”.

La mejora en la atención a estas mujeres y, en general a todas las que padecen o padecerán cáncer de mama requiere por tanto de una apuesta firme por la investigación que FECMA reitera y que hoy ha sido defendida durante la presentación del Manifiesto por los representantes de los grupos cooperativos de investigación. Agustí Barnadas, vicepresidente del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, ha señalado que “gracias al trabajo de estos grupos cooperativos y de los investigadores que los conforman se genera nuevo conocimiento que permite llevar a cabo cambios en la práctica clínica. En este sentido ha destacado los beneficios del mayor conocimiento biológico de los tumores que facilita una medicina más personalizada, ofreciendo a cada paciente la mejor estrategia terapéutica para su cáncer”.

“Es importante insistir en la importancia de la investigación en cáncer de mama para avanzar en la búsqueda de tratamientos que permitan mejorar las tasas de supervivencia que hay hoy en día en nuestro país”, ha destacado la Dra. Eva Ciruelos, oncóloga y presidenta del grupo de investigación en cáncer de mama SOLTI, señalando la necesidad de promover ensayos clínicos como la manera más segura de evaluar nuevos medicamentos y procedimientos que puedan aportar un mayor valor al tratamiento y pronóstico de este tumor. “En SOLTI tenemos como objetivo avanzar en el conocimiento que tenemos del cáncer de mama, mediante la comprensión de la biología del tumor, lo que nos permitirá mejorar los tratamientos y ofrecer a cada paciente la terapia que más pueda beneficiarle”.

“La presentación de nuestro Manifiesto cada año -ha señalado Montserrat Domènech, presidenta de FECMA- reitera nuestro compromiso con la sociedad y con las mujeres y nos permite mostrar diferentes reivindicaciones como la gestión eficaz de las listas de espera, la asistencia psicosocial, la atención de cuidados paliativos para pacientes en estadios avanzados y la evaluación de riesgos de mujeres susceptibles de presentar síndrome hereditario de cáncer”. Asimismo, el documento recoge el posicionamiento de FECMA a favor de los programas de detección precoz y de la puesta en marcha de registros poblacionales homogéneos y actualizados de cáncer, una reivindicación histórica que, sin embargo, continúa sin respuesta.

Por último, la Federación ha señalado la necesidad de que las administraciones trabajen de forma coordinada en la interoperabilidad de la tarjeta sanitaria y la plena compatibilidad de las prescripciones y la historia clínica electrónica. Ello sería un pilar importante para facilitar la cohesión y la sostenibilidad para que el sistema sanitario ofrezca una atención integral, personalizada, multidisciplinar, de calidad y de acceso universal y gratuito.

Twitter
Suplementos y Especiales