Herramientas
Madrid
|
27 feb 2017 - 15:00 h
|

Josep Tabernero, director del VHIO, ha ingresado en la Real Academia de Medicina de Cataluña, recibiendo un reconocimiento académico por su excepcional liderazgo y contribución a la oncología médica, la ciencia del cáncer y la atención al paciente.

Tabernero, ya en 2011 ingresó como académico por elección en la RAMC, participando así de las publicaciones y sesiones académicas y, la Real Academia de Medicina de Cataluña (RAMC) anunció hace unas semanas la nueva membresía de Josep Tabernero, Director de VHIO, Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH) y Presidente electo de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), en esta ocasión como Académico Numerario en reconocimiento a su prestigio internacional, su autoridad y su excepcional contribución a la práctica de la oncología médica y en el avance de la ciencia, el tratamiento y la atención en el cáncer.

De esta manera Tabernero se incluye, en compañía de algunas de las personalidades de las ciencias médicas y la salud de nuestro territorio, en una institución que representa un importante reconocimiento a su compromiso con el conocimiento oncológico y su motivación al servicio de los avances la ciencia biomédica y de los pacientes. Tabernero y su dedicado equipo de oncólogos médicos, científicos e investigadores han avanzado significativamente en la práctica de la medicina oncológica y han mejorado el tratamiento y el cuidado de los pacientes tanto a nivel nacional como internacional.

Durante su discurso, tras una palabras iniciales de agradecimiento y bajo el titulo “La integración de los avances diagnósticos y terapéuticos y la investigación en el tratamiento del cáncer en un modelo de medicina sostenible”, Tabernero expuso la excelencia científica del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Vall d’Hebron y del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y comentó, “en cuanto a la actividad de investigación clínica, el Servicio de Oncología del HUVH, en estrecha colaboración con VHIO, se han posicionado como uno de los mejores y más activos centros a nivel internacional. Esta actividad ha ido creciendo desde hace más de una década”, y centró estas afirmaciones a través de los datos de pacientes tratados, los pacientes incluidos en ensayos clínicos y el aumento progresivo y sostenido de estos y, apuntó, “en la actualidad enfermos diagnosticados en otros Hospitales del resto de Cataluña y de España vienen a ser tratados en nuestro Hospital bien desde un primer momento o, más frecuentemente, en el momento que se agotan las posibilidades de tratamiento en los Hospitales de referencia y los enfermos pueden recibir un tratamiento innovador, especializado o experimental en nuestro centro”.

Tabernero pone el acento en estas tendencias de crecimiento, y como progresivamente se ha ido virando desde un mayor número de estudios y enfermos incluidos en estudios de fase III al comienzo hacia un mayor número en fases I y II, “fruto de nuestra apuesta por la innovación y el desarrollo precoz”, y destacó el hecho que “aparte del valor en innovación y posibilidad de tratamiento con medicamentos aún no comercializados en base al estudio molecular efectuado en las muestras de tumores, estos números suponen que el 25-30 por ciento de los pacientes que necesitan algún tipo de tratamiento medico lo hacen dentro de un estudio clínico, porcentaje que no tiene ningún otro centro oncológico del mundo”.

Tabernero expuso que esto era debido a una combinación de múltiples factores, pero hay tres a destacar: en primer lugar, la valía de todo el equipo que integra el Servicio de Oncología del HUVH y el VHIO que, con el intento de innovar y de mejorar los resultados de tratamiento de esta enfermedad tan devastadora, consiguen diseñar y atraer estudios clínicos excelentes e innovadores. En segundo lugar, la calidad del sistema sanitario que existe en Cataluña que favorece que los enfermos sean tratados con las mejores opciones terapéuticas posibles aunque ello comporte movilidad y desplazamiento. Y finalmente, la complicidad de los profesionales médicos de otros centros que comentan y derivan los enfermos para poder recibir estos tratamientos.

Así también Tabernero dedicó unas palabras a las repercusiones que ha tenido la crisis financiera y sus consecuencias, en materia de presupuestos, en estos modelos por los que él ha apostado y trabaja desde HUVH y VHIO -ahora recién integrados en el Campus Hospitalario Vall d’Hebron- y reflexionó sobre como esto y, como “la alta tecnificación (diagnóstica y terapéutica) necesaria hoy en día, para un adecuado tratamiento del cáncer, obliga a pensar en modelos organizativos con suficiente masa crítica para una optimización del coste-eficacia y beneficio clínico”. Pero también enfatizó durante su discurso, como la apuesta por la investigación y la excelencia y su traducción en tratamientos innovadores y experimentales, no solo atraía ensayos clínicos y aportaba nuevas opciones terapéuticas a muchos pacientes, sino que representa un ahorro en medicación para el sistema.

Y en la línea de la optimización de recursos a la vez que conseguir la máxima excelencia, Tabernero dedico una amplias palabras a la Xarxa Oncològica de Cataluña que representa un modelo de terciarización organitzativa que “como base tiene un modelo de coordinación profesional basado en el consenso y de descentralización territorial, utilizando los recursos estructurales -camas, equipos, y estructuras de investigación, entre otros- y recursos personales de las diferentes Instituciones que lo forman, creando una estructura organizativa basada en la experiencia, la especialización y la transmisión del conocimiento entre los profesionales, lográndose una organización altamente especializada, integradora de los profesionales y orientada a la eficiencia y la excelencia”, comenta Tabernero.

En resumen, Tabernero acabo concluyendo que era posible armonizar las actividades de una área de Oncología Médica en la que se haga una asistencia clínica de excelencia a la vez que se cree un programa de investigación clínica, preclínica y traslacional líder y reconocido a nivel Internacional como del que dispone VHIO y que promueva a la vez la sostenibilidad financiera del conjunto, basándose en la aportación y creación de valor.

Al acabar, el Académico Guillem Lopez i Casanovas leyó su discurso de respuesta y ratificó el ingreso de Tabernero en nombre de la Real Academia de Medicina de Cataluña, destacando el enorme valor de contar entre sus Académicos con el valor professional y humano de Tabernero. En esta dirección también apuntaron las palabras del presidente de la Real Academia de Medicina de Cataluña que afirmo que “La Real Academia de Medicina de Cataluña se enriquece de poder contar con Tabernero entre sus académicos y colabora así en la mejora de la salud de los habitantes de Cataluña”, y las palabras de cierre del propio Conseller de Salut, Antoni Comín, que subrayó la enorme innovación terapéutica que se estaba llevando a cabo, pero hizo un llamamiento a esta responsabilidad por la sostenibilidad y acabó agradeciendo a Tabernero no solo su labor al frente de la Oncología Catalana, sino que le agradeció que estuviera cambiando la historia de la medicina, cambiando la historia de cáncer, en Cataluña y en el resto del mundo.

Durante su discurso de ingreso en la Real Academia de Medicina, tras el cual su presidente le otorgó el diploma y la medalla de Académico Numerario, Tabernero agradeció a los miembros que lo han propuesto como miembro y al resto de académicos por su apoyo y muy especialmente al académico Guillem Lopez i Casanovas quien lo honoró anoche con su discurso de respuesta y a todos los asistentes en el acto. Agradeció a los que fueron sus mentores, a su equipo y compañeros en el VHIO y en el Servicio de Oncología médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y a las personas y profesores que lo han acompañado durante toda su formación, su carrera profesional y a muy especialmente a su familia.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales