La complejidad del cáncer obliga a integrar a los comités de tumores y moleculares

Herramientas
Madrid
|
20 sep 2019 - 13:22 h
|

El abordaje del cáncer requiere de la colaboración multidisciplinar en todas las esferas. Una colaboración materializada en la práctica clínica en los comités de tumores y en investigación en los comités moleculares. Esta coordinación es clave para el momento del diagnóstico hasta el seguimiento a largo plazo de pacientes. Así se ha puesto de manifiesto en el marco del XI Seminario de Periodistas, organizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y MSD, ‘Curar y Cuidar en Oncología’.

Como ha explicado Félix del Valle, director de la Unidad de Oncología de MSD, la atención multidisciplinar es fundamental y tiene impacto en los resultados de su salud. De hecho, la compañía está impulsando iniciativas para reforzar los equipos multidisciplinares en España. Y es que, el escenario tan complejo, explica la presidenta de SEOM, Ruth Vera, hace que los conocimientos en biología molecular de los diferentes tumores exijan una mejora continua de los procesos para mantener la excelencia en los cuidados del paciente.

Encarnación González, secretaria general de la Junta Directiva de SEOM, ha puesto en valor los avances que se han conseguido en los últimos tiempos. El cáncer representa la segunda causa de muerte, según las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, la supervivencia del cáncer de manera global está aumentando. “Hemos conseguido supervivencias del cáncer en España que supera el 50 por ciento a los cinco años en algunos tumores como el cáncer de mama, pulmón o colon”. Las medidas de prevención, el diagnóstico precoz y la incorporación de los nuevos tratamientos han contribuido a ello. “Hay tres pilares básicos que han permitido avanzar en la supervivencia: la prevención, la multidisciplinariedad y la medicina de precisión”.

Precisamente González ha explicado la importancia de los comités moleculares. La complejidad del cáncer y el avance del conocimiento obligan a que a los equipos se integren expertos en genómica y expertos en la interpretación de los datos. Todo ello para después integrar toda la información con la clínica y tomar la mejor decisión. “Tendremos que integrar a los bioinformáticos”, apunta González.

Todos estos avances están dando lugar a largos supervivientes. Unos pacientes que tras su enfermedad tienen una serie de sintomatología, “que tenemos que abordar y tratar”, apunta la experta. “Es una realidad donde el equipo multidisciplinar debe estar preparado”.

Twitter
Suplementos y Especiales