La ecuación deseada para acelerar la toma de decisiones

Herramientas
Madrid
|
16 mar 2018 - 13:48 h
|

La protección de la innovación durante el proceso de desarrollo hasta la autorización y comercialización del fármaco fue el hilo conductor de la ponencia de Emili Esteve, director del departamento técnico de Farmaindustria durante el VI Foro ECO. En la actualidad existen unos sistemas de protección; patente, el certificado complementario, o la protección en medicamentos huérfanos e investigación pediátrica, que garantizan el arsenal terapéutico actual. Como indicó Esteve, los incentivos a la innovación son determinantes, pero es preciso incorporar el diálogo entre la industria farmacéutica y las autoridades reguladoras.

Además, el experto apuntó a fórmulas de acceso provisionales. También se debe trabajar, a su juicio, en cerrar acuerdos con modelos de innovación de precio en función del beneficio, así como el precio por indicación. “Asociar el precio a los resultados en salud es preciso”. Por su parte, Isabel Pineros, de la dirección general de farmacia del Ministerio de Sanidad, explicó que para la financiación de nuevos medicamentos el ministerio trabaja en algunas opciones como los acuerdos de sostenibilidad adicionales. Para asegurar la sostenibilidad del sistema considera clave los acuerdos de techo de gasto, el coste máximo por paciente precio-volumen.

Asimismo, Sanidad aboga por promover la financiación y el uso de los genéricos y los biosimilares como acicate para mejorar la sostenibilidad.

Entre estas fórmulas, en el debate posterior a estas ponencias, los oncólogos expusieron las barreras a las que se enfrentan en la actualidad como la duplicación de las evaluaciones de fármacos en la comisión interministerial de precios, y posteriormente en las comisiones de farmacia. Una idea en la que incidió la presidenta de SEOM, Ruth Vera, y que fue respaldada por el resto de ponentes. Xavier Badía, CEO de Omakase Consulting, recordó la importancia de los outcomes en cáncer: la supervivencia y la calidad de vida. “Todo lo demás como paciente no importa”, acotó. A su juicio, sería interesante estandarizar la evaluación para tratar de buscar un sistema que ayude a la toma de decisiones.

Beatriz Perales, directora de Market Access de Roche, insistió en la adecuación de precios. “Ajustemos el precio no sólo en la evaluación, sino posteriormente utilizando datos”. Se estima para finales de año un total de 2.450 ensayos clínicos de combinaciones de nuevos fármacos. “Tecnológicamente, ¿estamos preparados?”, resaltó Perales, en este sentido, para los expertos ajustar el precio al valor de la indicación es la respuesta a este interrogante.

La protección de la innovación durante el proceso de desarrollo hasta la autorización y comercialización del fármaco fue el hilo conductor de la ponencia de Emili Esteve, director del departamento técnico de Farmaindustria durante el VI Foro ECO.

En la actualidad existen unos sistemas de protección; patente, el certificado complementario, o la protección en medicamentos huérfanos e investigación pediátrica, que garantizan el arsenal terapéutico actual. Como indicó Esteve, los incentivos a la innovación son determinantes, pero es preciso incorporar el diálogo entre la industria farmacéutica y las autoridades reguladoras. “Son necesarios datos correctos que permitan adoptar decisiones adecuadas”, explicó.

Además, el experto apuntó a fórmulas de acceso provisionales. También se debe trabajar, a su juicio, en cerrar acuerdos con modelos de innovación de precio en función del beneficio, así como el precio por indicación. “Asociar el precio a los resultados en salud es preciso”. Por su parte, Isabel Pineros, de la dirección general de farmacia del Ministerio de Sanidad, explicó que para la financiación de nuevos medicamentos el ministerio trabaja en algunas opciones como los acuerdos de sostenibilidad adicionales. Para asegurar la sostenibilidad del sistema sanitario considera clave los acuerdos de techo de gasto, el coste máximo por paciente precio-volumen.

Priorizar, también, en una selección de subgrupos terapéuticos que más se van a beneficiar del medicamento, a través del protocolo farmacoclínico y del registro de monitorización de la efectividad clínica. Asimismo, Sanidad aboga por promover la financiación y el uso de los genéricos y los biosimilares como acicate para mejorar la sostenibilidad.

Entre estas fórmulas, en el debate posterior a estas ponencias, los oncólogos expusieron las barreras a las que se enfrentan en la actualidad como la duplicación de las evaluaciones de fármacos en la comisión interministerial de precios, y posteriormente en las comisiones de farmacia. Una idea en la que incidió la presidenta de SEOM, Ruth Vera, y que fue respaldada por el resto de ponentes. Xavier Badía, CEO de Omakase Consulting, recordó la importancia de los outcomes en cáncer: la supervivencia y la calidad de vida. “Todo lo demás como paciente no importa”, acotó. A su juicio, sería interesante estandarizar la evaluación para tratar de buscar un sistema que ayude a la toma de decisiones. Beatriz Perales, directora de Market Access de Roche, insistió en la adecuación de precios. “Ajustemos el precio no sólo en la evaluación, sino posteriormente utilizando datos”. Se estima para finales de año un total de 2.450 ensayos clínicos de combinaciones de nuevos fármacos. “Tecnológicamente, ¿estamos preparados?”, resaltó Perales, en este sentido, para los expertos ajustar el precio al valor de la indicación es la respuesta a este interrogante.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales