La industria aumenta la inversión en ensayos clínicos un 4,3%

Los estudios en Fase I representan en la actualidad el 51,4 por ciento
Herramientas
Madrid
|
16 jun 2017 - 14:03 h
|

Las compañías farmacéuticas con actividad en España ha incrementado la inversión en ensayos clínicos un 4,3 por ciento en la última década. En este periodo ha pasado de 324 millones de euros en 2005 a 495 millones en 2015, una cifra que supone casi la mitad del gasto global en I+D en medicamentos que asciende a 1.004 millones de euros.

Así lo puso de manifiesto la responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, Amelia Martín Uranga, durante la celebración de la segunda Jornada sobre Ensayos Clínicos en España, celebrada la semana pasada en Barcelona, que contó con la participación de Farmaindustria.

La inversión de los laboratorios implantados en España en ensayos clínicos en fase I creció un ritmo del 8,5 por ciento anual en los últimos años, mientras que el gasto en estudios de fase II experimentó un crecimiento del 7,9 por ciento al año desde 2005. En cuanto a los fase III, el aumento anual se situó 3,5 por ciento. Por su parte, los ensayos en fase IV (con medicamentos ya comercializados) se mantuvo estable durante el periodo analizado.

Uranga destacó que la entrada en vigor del nuevo Real Decreto de Ensayos Clínicos en enero de 2016 ha servido para impulsar la investigación en fases tempranas, que ya ascienden al 51,4 por ciento del total, frente al 47,5 por ciento del periodo registrado entre 2010 y al 2014 y al 41,5 por ciento de 2004-2009, según los últimos datos extraídos del Proyecto BEST de excelencia en investigación clínica, en el que participan actualmente 45 laboratorios, 60 hospitales y centros de investigación, 13 comunidades autónomas y cuatro grupos de investigación independientes.

“En cuanto a las perspectivas de futuro de la investigación clínica en España, existen elementos que permiten al sector ser optimista, como la nueva forma de trabajo que establece el Real Decreto de Ensayos Clínicos, que permite una mayor seguridad jurídica y una respuesta más rápida ante las novedades que puedan surgir durante el proceso de I+D”, explica Martín Uranga.

Ante este desarrollo, diferentes laboratorios han puesto en funcionamiento en España equipos especializados en desarrollar investigaciones clínicas exclusivamente en fases tempranas.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales