La industria se vuelca con la I+D en cáncer de mama

Herramientas
|
18 oct 2019 - 12:57 h
|

Las compañías farmacéuticas impulsan en España el 89,5 por ciento de los ensayos clínicos destinados a investigar y desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer de mama. Precisamente, cada año se registran en nuestro país 32.536 nuevos casos, lo que convierte a este tumor (el segundo más diagnosticado en el mundo) en el tercero en España (el primero en mujeres). Así se desprende de los últimos datos del Registro Español de Estudios Clínicos (REEC) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, y que tiene registrados a día de hoy, y desde 2013, un total de 237 ensayos clínicos, de los que 87 ya están finalizados.

Aunque en España siguen falleciendo más de 6.000 mujeres al año por cáncer de mama metastásico, el pronóstico de este tumor ido mejorando paulatinamente en los últimos años gracias a tratamientos cada vez más personalizados, a una mejor estratificación de los pacientes y al desarrollo de paneles genómicos que permiten diferenciar qué pacientes se benefician de quimioterapia y cuáles no, según destacaba esta misma semana la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con motivo del Día Mundial de esta enfermedad, que se celebra este sábado 19 de octubre.

En concreto, un conocimiento cada vez más profundo de la biología del tumor y de la respuesta inmune frente al mismo ha permitido identificar nuevas dianas terapéuticas y desarrollar medicamentos específicamente dirigidos contra ellas, más precisos, más eficaces y con menores efectos secundarios, cambiando el tratamiento de la enfermedad y su pronóstico. Junto a ello, las nuevas técnicas diagnósticas -como la biopsia líquida-, los actuales abordajes quirúrgicos, el impulso a los programas de prevención y de detección precoz y la implicación creciente de los pacientes están conduciendo a que el cáncer de mama se convierta en uno de los tumores con mejor pronóstico cuando se aborda en fases tempranas.

De hecho, las tasas de supervivencia de esta enfermedad han ido aumentando en las últimas décadas en España, pasando del 70 por ciento de supervivencia a los cinco años para pacientes diagnosticadas a finales de los años 80 al 80,3 por ciento en el periodo 1995-1999 y al 82,8 por ciento en 2000-2007, según la base de datos Eurocare.

Además, en la actualidad nueve de cada diez pacientes siguen libres de enfermedad cinco años después del diagnóstico en España, según SEOM, que destaca que en los casos de enfermedad avanzada “existen fármacos nuevos más selectivos y menos tóxicos que, asociados a tratamientos clásicos como quimioterapia u hormonoterapia, permiten incrementar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de una manera muy significativa”.

Compromiso con la investigación en España

Pero para lograr nuevos tratamientos cada vez más precisos y efectivos es necesario seguir avanzando en materia de investigación, así como hacer posible que lleguen a los pacientes. Este es, precisamente, el planteamiento de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma).

A través de un comunicado difundido con motivo del Día Mundial, Fecma destaca cómo “los avances en investigación, el acceso a la innovación, las políticas de prevención, la calidad asistencial y la aplicación de la inmunoterapia son los que abren la posibilidad de desarrollar una medicina personalizada en los tumores más agresivos y harán posible erradicar, o al menos controlar, el cáncer de mama metastásico, porque ello quiere decir que el tratamiento funciona”.

“La innovación –sostiene Fecma– permite ser más eficiente en las prestaciones sanitarias, en anticipar en lo posible los diagnósticos y en mejorar los tratamientos y terapias, y se manifiesta como una necesidad avanzar en la medicina individualizada de precisión, porque no todas las pacientes son iguales y no pueden ser iguales todas las terapias aplicables”.

“Sabemos que los tratamientos oncológicos tienen un coste, pero nadie puede pensar que la salud puede tener un precio tasado. Si el cáncer no para, tampoco pueden hacer pausas la investigación y la innovación”, agrega esta organización de pacientes, que reclama por último una “mayor inversión en investigación e innovación”.

Participación de las pacientes en la I+D

Las organizaciones de pacientes tienen, de hecho, un papel cada vez más relevante en la I+D del cáncer de mama, que es además uno de los tumores cuyos ensayos clínicos presentan mayores tasas de reclutamiento.

En concreto, según reflejan los datos del Proyecto BEST de excelencia en investigación clínica, los ensayos clínicos presentan en la actualidad una tasa media de reclutamiento del 93 por ciento, lo que refleja el compromiso de investigadores, médicos, gerencias hospitalarias y pacientes en el impulso de estos estudios, sobre todo en comunidades como Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Twitter
Suplementos y Especiales