La precariedad y el acoso laboral ahondan en la inestabilidad del médico

El paro sumergido se eleva al 34,2 por ciento de los médicos sin plaza, dos puntos más que el año pasado
Madrid
|
24 feb 2017 - 15:00 h
|

La recuperación económica proclamada por el Gobierno no ha repercutido aún en el empleo médico. A este problema se suma casos de acoso, maltrato y discriminación en su puesto de trabajo, que provocan una mayor inestabilidad. La cuarta oleada del estudio ‘Situación laboral de los médicos en España’ pone de manifiesto que el paro sumergido se ha elevado al 34,2 por ciento de los médicos que no dispone de plaza en propiedad, dos puntos más que el año pasado. El informe elaborado por la Organización Médica Colegial (OMC) y el sindicato CESM hace especial hincapié en aquellos médicos que encadenan contratos de días, horas y guardias, que no se encuentran dados de alta en los registros del paro y que no recogen las estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El pasado enero, el SEPE cifraba en 1.500 el número de médicos en desempleo, lo que suponía un incremento del 3,81 por ciento con respecto al mismo mes anterior. “Las cifras oficiales son falsas”, denunciaba Óscar Gorria, coordinador de este estudio, elaborado a partir de la opinión de 13.335 médicos. El presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, cargaba contra la “inutilidad” del Ministerio de Sanidad y de los responsables autonómicos a la hora de corregir esta situación, que afecta de manera especial a la calidad asistencial.

En el último año, los facultativos en situación de desempleo firmaron una media de 9,31 contratos. Los médicos españoles que ejercen en el sistema público sin plaza en propiedad firmaron en torno a 4,4 contratos. La situación empeora con los extranjeros.

De los médicos en situación de desempleo, un 64,7 por ciento se encuentra apuntado a las listas del paro. Uno de los problemas de los que advirtió Gorria es el incremento del paro de larga duración. Un 38 por ciento lleva menos de tres meses en las listas del SEPE. Pero la situación se agrava. Un 21,4 por ciento, entre tres y seis meses; un 15,4 por ciento, entre siete y 12 meses, y un 21,4 por ciento lleva más de un año parado.

Al tiempo que crece este paro sumergido, aumenta el número de médicos sin plaza en propiedad en España. En la actualidad, un 58,3 por ciento de los médicos tanto del sector público como del privado se encuentra sin plaza en propiedad, casi cinco puntos más que los datos reflejados en la encuesta del año pasado. De esta cifra, un 72 por ciento ejerce en el sistema público.

Acoso, discriminación y maltrato

A las malas condiciones laborales de un buen número de médicos se suman el acoso, la discriminación y el maltrato en el puesto de trabajo. Un 43,5 por ciento de los médicos encuestados asegura que ha sufrido alguna situación de estas características. El perfil de la persona agredida suele ser “mujer, joven y extranjero”, especificó Gorria. El 46,6 por ciento de los profesionales afectados es de sexo femenino.

En un importante número de casos, el 40,5 por ciento, el profesional admite que ha sufrido acoso o maltrato por superiores jerárquicos. También este tipo de situaciones se viven entre compañeros del mismo rango y llega al 13,4 por ciento.

Entre los ejemplos más comunes se encuentran perjuicio relativo a la carga laboral y horarios, veto para poder prosperar en la trayectoria profesional, privación de una parte de la actividad profesional, minusvaloración ante otros compañeros y pacientes, insultos graves o vejaciones y exclusión inmotivada y prolongada de todas las actividades del servicio, entre otros.

FOTONOTICIA

Sanidad ha perdido el 10% de sus efectivos en cuatro años

Los recortes en materia de empleo también han llegado a la Administración General del Estado. El departamento que dirige Dolors Montserrat ha reducido hasta un 10 por ciento el número de efectivos en los últimos años, pasando de 4.740 funcionarios en 2012 a 4.263 en 2016, es decir,119 efectivos menos. Conscientes de esta realidad, el Grupo Socialista en el Senado pidió la comparecencia de María Jesús Fraile, subsecretaria de Sanidad del ministerio, para analizar la situación. Para la oposición el déficit de funcionarios es preocupante. De este modo, Fraile, además de recordar la estrategia de empleo que se está llevando a cabo con las OPEs y la eliminación de la tasa de reposición, el esfuerzo se tiene que centrar en reforzar las plantillas de los profesionales al servicio de la función pública y e eliminar la subcontratación por parte del Ministerio de Sanidad y rediseñar las políticas de empleo de este departamento.

Twitter
Suplementos y Especiales