La sanidad saca músculo con sus fórmulas de colaboración público-privadas

Herramientas
Barcelona
|
09 mar 2018 - 12:39 h
|

Seguir estrechando el cerco a la fórmula perfecta de colaboración público-privada fue el eje de la XI Conferencia Anual de Plataformas Tecnológicas e Investigación Biomédica. Para ello, tres responsables del sector privado y tres del sector público sacaron a relucir sus modelos para que la investigación española esté en el top.

Alfonso Beltrán, subdirector general del Instituto de Salud Carlos III, puso en común el modelo Fipse. A su juicio, su virtud es su eficacia para “acercar la oferta y la demanda en el ámbito de la innovación en salud”. Con este modelo, ya es posible hablar del retorno “en la cama del paciente y por tanto, de mejorar la sostenibilidad del sistema sanitario”.

Amelia Martín, representante de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, abordó el proyecto de la patronal Farma-Biotech. Una iniciativa que tras siete años en marcha, “ha ido madurando el mensaje, mejorando el nivel de relación entre la industria farmacéutica y los centros públicos”, explicó.

La buena noticia es que cada vez es más fácil encontrar proyectos. “Hemos recibido 500 proyectos y se han presentado 103 proyectos. Nuestra labor de screening es fuerte”. Es una realidad que la crisis no ha pasado por alto a los centros públicos, “y estos han tenido que abandonar proyectos”, lamentó Martín. En este escenario, habría que aprovechar el buen nivel científico técnico, y potenciar las redes “para dar respuestas en este paradigma de innovación en abierto, así como la traslación de resultados , que requiere de un esfuerzo”, acotó.

Mabel Loza, de la Universidad de Santiago de Compostela, avanzó algunos datos del Plan Estratégico de Redefar (Red española de descubrimiento de fármacos). El objetivo de esta plan es potenciar y articular el descubrimientos de fármacos en un entorno de innovación abierta. “Crear las conexiones a través de una estructura propia”, añadió Loza.

Javier Fernández Gadea, director del centro de investigación en España de Janssen, por su parte, explicó el Project I2D2. Un proyecto en colaboración con la Xunta y la Fundación Kaertor, que pretende incubar innovación temprana con potencial disruptivo.

Del mismo modo, Ángel Lanuza, coordinador de la Plataforma Española de Innovación en. Tecnología Sanitaria, animó al sector a participar en el Programa de Apoyo al emprendimiento de Fenin. Algo que también sugirió Ana Ripoll, presidenta de la Asociación de Bioinformática de Barcelona, que explicó la importancia de los datos, y el esfuerzo que se hace desde la Plataforma de Bioinformática.

Twitter
Suplementos y Especiales