Las Cortes tendrán que buscar consenso para reescribir el decreto de prescripción

La justicia vasca suspende cautelarmente la instrucción que obligaba a enfermería a vacunar sin prescripción
Herramientas
Madrid
|
02 dic 2016 - 12:00 h
|

La búsqueda de consenso y diálogo es el objetivo marcado para esta legislatura.

Congreso y Senado tendrán que lidiar con esta realidad en los próximos años y en Sanidad así se está poniendo de manifiesto.

El año 2015 cerraba con el decreto de prescripción enfermera sobre la mesa. Con unos enfermeros que hablaban de “traición del PP” y un Gobierno que se excusaba en su interinidad.

Desde entonces, el colectivo no ha perdido contacto con las fuerzas políticas de la oposición para poder desbloquear esta normativa, encontrando acuerdos con la causa.

La semana pasada, la Mesa Estatal de Enfermería (MEE), compuesta por el Consejo General de Enfermería (CGE) y por Satse, retomaba el diálogo con los distintos partidos políticos. PSOE y Ciudadanos tienen claro la modificación del decreto, y el PP abre la puerta al diálogo.

La apuesta del PSOE es clara en ambas cámaras. En el Congreso, el portavoz socialista, Jesús María Fernández, adelantó a la MEE que elevaría una PNL en la próxima Comisión de Sanidad para comenzar con el desbloqueo. “Enfermería tiene un papel importantísimo que jugar en el manejo de medicamentos, de acuerdo a la modificación del Real Decreto que se modificó de manera incomprensible”, explicó, al tiempo que aseguró que “es el comienzo de una legislatura donde el desarrollo de enfermería será una de las áreas de mayor interés del partido socialista”.

En el Senado, su portavoz, José Martínez Olmos, también retomó la defensa del decreto enfermero que, posteriormente, no logró convencer al PP en la Cámara Alta. “En esta legislatura el Gobierno no cuenta con mayoría absoluta y tiene que llegar a acuerdos, y el PSOE apoya el desarrollo de enfermería como profesión porque el sistema sanitario necesita de una adaptación hacia la cronicidad y los cuidados”. Asimismo, Martínez Olmos ha insistido en la necesidad de recuperar el redactado original del Real Decreto de prescripción enfermera que ya acordaron los grupos políticos y que contaba con el visto bueno de la profesión enfermera. Para el portavoz socialista, gracias a la inusual situación parlamentaria que vive España “esta podría ser la legislatura de la enfermería si se apuesta por la transformación que requiere la sanidad pública y es la hora de que el PP lo demuestre”.

Para el presidente de Satse, Víctor Aznar, este paso dado por el grupo socialista es de agradecer. “Hay que poner encima de la mesa los grandes temas y hacer un calendario”, explicó Aznar.

Los “agravios” que está padeciendo enfermería son, a juicio de Máximo González Jurado, presidente del CGE, demasiados. “Este año hemos tenido una paciencia infinita, y ya es el momento de tomar decisiones”, sentenció y confesó que no confía en que sea la legislatura de los pactos.

Paralelamente, las organizaciones enfermeras tienen su hoja de ruta marcada. El presidente del Consejo explicó que la semana pasada presentaron una denuncia en la Comisión Europea por el retraso de la trasposición de la Directiva Europea sobre cualificaciones profesionales. En este sentido, González Jurado advirtió de que esta directiva que regula competencias profesionales por doctrina constitucional no se puede tramitar como RD sino con rango de ley.

¿Consenso y diálogo?

El efecto llamada tuvo éxito, y a las pocas horas de la reunión con los socialistas el PP llamó a la puerta de enfermería. Fue la portavoz de Sanidad en el Congreso del Grupo Popular, María Teresa Angulo Romero, quien pidió audiencia a los portavoces profesionales.

Ante la negativa del PP en el Senado de apoyar la modificación del RD, a enfermería no le queda duda de la falta de voluntad que existe en el partido del Gobierno. A pesar de que el tono y el término de la reunión fue “excelente”, en palabras de González Jurado, los enfermeros siguen desconfiando de las palabras de los populares. Angulo les transmitió que hay muy buena voluntad para llegar a acuerdos y consensos.

De momento, Enfermería esperará a los próximos movimientos parlamentarios y a un encuentro con la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat. “Igual que hoy estamos diciendo que tenemos estas reticencias tan importantes y que estamos tan disgustados con este Gobierno, no tendremos ningún problema en decir lo contrario”, aseguró el presidente del CGE.

Por su parte, Rafael Reig, secretario de acción sindical de Satse, adelantó que de momento no han establecido un período concreto de actuación, pero tiene claro que la resolución de este asunto tiene que ser más o menos inmediata. “porque es cierto que durante un año se ha aguantado la cuerda sin tensarla pero ha llegado el momento de que ahora “hay que dialogar”.

Ciudadanos tampoco ha quedado al margen de este asunto. El partido que lidera Albert Rivera apuesta por solucionar el problema de raíz, modificando la Ley del Medicamento.

Según Francisco Igea, portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Sanidad del Congreso, la modificación del art. 79 de la Ley del Medicamento es la vía para que “lo que es habitual en práctica clínica sea legal”. En la nueva etapa política, en la que los grupos están obligados a entenderse, Ciudadanos aboga en el campo de la prescripción enfermera “por suprimir los protocolos y la burocracia y simplemente dilucidar a qué capacita el título de enfermero dando cobertura legal a las actuaciones enfermeras que tienen lugar todos los días en los centros sanitarios con buenos resultados”, aseguró Igea.

Enfermería poder vacunar

Con este trasfondo político, la justicia ha actuado por su cuenta. El Juzgado de los Contencioso-Administrativo numero 2 de Victoria-Gasteiz acordó la suspensión cautelar de la Instrucción número 7/2016, de 2 de mayo, del director general del Servicio Vasco de Salud, por la que se obligaba a los enfermeros vascos a vacunar a la población sin necesidad de exigir una prescripción médica previa. De hecho, desde la aprobación del Real Decreto, la MEE ha venido advirtiendo en el último años a los profesionales y a los gestores sanitarios que esta nueva regulación jurídica conlleva la necesidad de que cualquier medicamento sujeto a prescripción vaya siempre acompañado del aval médico individualizada para cada paciente.

En este sentido, enfermería no oculta su satisfacción por esta resolución, ya que “la Justicia refrenda lo que ya se venía advirtiendo”.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales