Herramientas
Madrid
|
29 may 2017 - 17:01 h
|

Ante la candidatura de Barcelona de acoger la sede de la Agencia Europea del Medicamente (EMA, en sus siglas en inglés), la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) ha manifestado su máximo apoyo a la misma, frente a las cuatro principales contrincantes (Dinamarca, Suecia, Países Bajos y Austria). Algunos de los aspectos más destacados que justifican este apoyo.

Para los gestores, España cuenta con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, que proporciona una de las mejores carteras de servicios a favor de una sanidad universal y gratuita de calidad.

Los profesionales sanitarios y directivos de la salud en España cuentan con “una excelente formación y ejercen su labor con una gran responsabilidad y compromiso profesionales con los pacientes y el propio sistema sanitario”.

Para Sedisa, existen en nuestro país importantes proyectos de I+D+i y una apuesta por la introducción de la innovación. Muestra de ello es el liderazgo que ejerce España en la regulación de ensayos clínicos en Europa, con el Real Decreto 1090/2015 sobre ensayos clínicos, en vigor desde enero de 2016, y que nos sitúa como el único país de la Unión Europea que cuenta con este desarrollo del Reglamento Europeo que entrará en vigor en octubre de 2018 y que tiene el objetivo de potenciar la realización de ensayos clínicos, con transparencia, fomentando la participación de las organizaciones de pacientes, la accesibilidad a las investigaciones clínicas, ofrecer más protección a los participantes y reducir los tiempos de evaluación de los ensayos clínicos.

La sociedad recuerda que en la actualidad, existe una gran presencia empresarial, sobre todo en Madrid y Barcelona. De hecho, la mitad de las empresas farmacéuticas estatales e internacionales instaladas en España tienen sede en Cataluña, que cuenta con 230 compañías (90 son fabricantes).

En el caso concreto de Cataluña, según un informe de la Cámara de Comercio de Barcelona publicado recientemente, la facturación de la industria farmacéutica, la de las biotecnologías, la de las tecnologías médicas y otras compañías vinculadas al sector ha crecido un 18,3 por ciento durante los últimos años, pasando la facturación del sector del 3,1 por ciento al 3,8 por ciento de la facturación total de la economía catalana de 2011 a 2014.

Según el mencionado Informe, Barcelona supera a las cuatro principales contrincantes en producción, ventas domésticas y ocupación, situándose solo en I+D por detrás de Dinamarca.

En el área laboral, según datos de Farmaindustria, la industria farmacéutica genera unos 200.000 empleos en España, de los que más de 37.000 son directos. En total, 4.200 profesionales de la industria farmacéutica llevan a cabo su labor en el ámbito de la investigación y desarrollo, representando a más del 11 por ciento del total.

Además, la patronal farmacéutica en España señala que las exportaciones anuales de medicamentos en nuestro país alcanzan un montante de 11.000 millones de euros, lo que sitúa al sector farmacéutico en el quinto lugar.

En definitiva, Sedisa cree que Barcelona, en el marco del sector sanitario español actual, es una opción muy positiva para acoger la Agencia Europea del Medicamento.

Twitter
Suplementos y Especiales