Los investigadores insisten en que la financiación en I+D es insuficiente

La media europea de inversión se sitúa en el dos por ciento mientras que España se queda en el 1,24
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
29 nov 2019 - 13:18 h
|

Trasladar la visión de la sociedad científica sobre el estado de la investigación en España es una demanda común que distintas organizaciones han querido abordar esta semana en relación a los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Éstos señalan que España destinó un 1,24 por ciento del PIB a I+D en el año 2018 (un aumento de tres décimas más que el año anterior), cuando la media en los países europeos es del dos por ciento. Unas cifras que, según los expertos, son “insuficientes”.

Tan sólo unos días después de la reunión que congregó a la Asociación Española de Investigación en Cáncer (Aseica) con representantes ministeriales para trasladar la visión de la Sociedad Científica, Aseica se suma a la preocupación latente porque esta situación puede provocar que España “pierda el tren en la innovación” si no se mejora la financiación en I+D+I española, según señalan sus representantes. Las medidas recientes llevadas a cabo por la Agencia Estatal de Investigación “van a empeorar más está situación”, según el presidente de la Aseica, Xosé Bustelo, quien insiste en las consecuencias de la implantación del nuevo calendario de proyectos de la Agencia que provocará la pérdida de 5 y 8 meses de financiación en los grupos de investigación españoles. “No sólo tenemos fondos similares a los de hace 16 años, sino que encima quitamos financiación”, lamenta.

Según el vicepresidente de Aseica, Luis Paz-Ares, las líneas en investigación necesitan tres bases fundamentales: un plan, una financiación y la ejecución. Sin embargo, reconoce que “es un momento difícil para encontrar una respuesta inmediata”, si bien han convergido varias asociaciones con estas demandas “porque es algo en lo que debemos insistir”.

En esta línea, aseguran que la financiación afecta a más pilares de los centros de investigación debido a la inseguridad en la renovación de contratos o el endurecimiento de los requisitos para becas, lo que está provocando la pérdida de una generación de jóvenes investigadores en cáncer. “No habría ciencia en España si no fuera por los jóvenes investigadores, que son los que realmente apoyan los proyectos”, ha señalado la investigadora de Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia, María Caffarel.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales