Los médicos inundan la calle para rechazar las recetas de la austeridad

Advierten de que seguirán defendiendo “sus razones” si no se toman las medidas oportunas
Herramientas
Madrid
|
23 mar 2018 - 11:43 h
|

Ni el acuerdo de mejora laboral entre los sindicatos con Hacienda; ni la cita inminente de la Conferencia sectorial de la profesión médica han sido suficientes para que los médicos decidieran arriar sus banderas, y aparcar sus reivindicaciones.

La profesión médica defiende que tiene razones para el ‘levantamiento’, y así lo han gritado a viva voz. Los principales responsables del colectivo —Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme), y Organización Médica Colegial (OMC)— estuvieron encabezando (tras la gran pancarta) la manifestación que tuvo lugar en Madrid.

Alrededor de 5.000 médicos de toda España acompañaron a los dirigentes, reinvindicando la recuperación de sus “derechos perdidos”. Lo hicieron de manera presencial pero también a través de las redes sociales, ya que durante todo el día el mensaje estuvo retumbando en las distintas plataformas.

Como en toda concentración que se preste hubo tiempo para los altavoces, los eslóganes y el manifiesto. Un decálogo que compartieron con los portavoces parlamentarios —Teresa Angulo (PP); Jesús María Fernández (PSOE); Francisco Igea (Ciudadanos); Joseba Andoni Agirretxea; e Íñigo Errejón, como representante de Podemos—. “Como creemos que hay razones, esperamos que entiendan y den respuesta a las soluciones que planteamos. Si no fuera así, que sepan que no permaneceremos por más tiempo lamentándolo. Seremos tan contundentes como sea necesario”.

Advertencia clara al Gobierno, la del presidente de CESM, Francisco Miralles, para animar también a las Cortes a que se comprometan en un gran pacto con la profesión. Una idea que según comentan desde el sindicato fue bien acogida por los representantes de las formaciones. De este modo, los médicos agradecieron su presencia y su interés por abordar los problemas.

En todo este escenario las prioridades están claras para la profesión. Recuperar la pérdida del poder adquisitivo; restablecer la jornada de 35 horas; las guardias, retribuirlas al menos como hora ordinaria y computarlas como tiempo de trabajo; acabar con la precariedad y temporalidad; activar, homogeneizar y ampliar la carrera profesional; planificar las necesidades de médicos la jubilación flexible entre los 60 y 70 años; garantía de titulación para ejercer en el SNS; las lenguas cooficiales no deben ser requisito; así como mejorar la financiación sanitaria.

El acto convocado por CESM estuvo respaldado por el Foro de la Profesión Médica: colegios médicos, sociedades científicas , Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, Conferencia de Decanos y Comisión Nacional de Especialidades Médicas.

No al acuerdo con Hacienda

De todas las demandas de los médicos, la más urgente es la salarial. Según CESM, los facultativos han perdido entre un 25 y 30 por ciento de su poder adquisitivo “desde que el Gobierno presidido por Rodríguez Zapatero comenzó recortando el salario base, antigüedad y pagas extras en torno a un 9 por ciento en 2010”. A esto se suman “nuevos recortes en forma de congelación salarial y del complemento de carrera profesional, disminución del número de guardias, etc., mientras el coste de la vida seguía en ascenso”. Sin embargo, esta exigencia solo es “la punta de lanza de la amplia lista de reivindicaciones”.

Otras de las peticiones del colectivo se centran también en la equiparación de las plazas MIR al número de graduados en las facultades de medicina cada año, o la realización de OPES y concursos de traslados con periodicidad bienal (como mínimo). “Estamos haciendo patente el malestar de toda la profesión por el maltrato que estamos recibiendo de los distintos gobiernos sin distinción de color político, pese a hacer posible con nuestro trabajo diario que el SNS siga en los escalafones más altos del reconocimiento nacional e internacional y ser la profesión más valorada por los ciudadanos encuesta tras encuesta. Esto es así, insisto, pese a la desconsideración que recibimos por parte de las administraciones públicas”, apuntó el presidente de CESM, Francisco Miralles.

A su juicio, la muestra de esta “desconsideración” se refleja en el acuerdo firmado entre el Ministerio de Hacienda y los sindicatos de la Mesa de la Función Pública sobre subidas salariales hasta 2020, “acuerdo que hay calificar de insulto a los médicos y, más en general, a todos los empleados públicos con titulaciones superiores”.

Un acuerdo que “no contempla recuperar el gran recorte que sufrimos en nuestro salario base y pagas extra en junio de 2010”, resaltó. Es por ello que como explicó, “esta injusticia colma la paciencia, pues tras años de crisis y recortes, llega la recuperación y el crecimiento importante de la economía española y nos ofrecen una subida mísera, discriminatoria, ligada al crecimiento del PIB y cumplimiento del déficit, que en el mejor de los casos nos dejará por debajo de donde estábamos en el 2010. Sin tener en cuenta tampoco la inflación que en esos años superó el 10 por ciento”.

En definitiva, estos mensajes tan contundentes fueron la banda sonora de un encuentro “simbólico” para hacer ver al Gobierno la unión de una profesión. “Todas las organizaciones que conforman el Foro de la Profesión Médica sois el mejor aval que se necesita”.

En palabras de Miralles, de no cumplir con estos requerimientos, la vía que contemplan los profesionales es seguir convocando huelgas. “Es ese el único camino que nos dejan”.

Acuerdo con Hacienda
“Hay que calificarlo de insulto a los médicos y a todos los empleados públicos con titulaciones superiores”

Una profesión unida
“Todas las organizaciones que conforman el Foro de la Profesión Médica sois el mejor aval que se necesita”

Twitter
Suplementos y Especiales