Herramientas
Santander
|
16 sep 2016 - 15:00 h
|

En un entorno político inestable, el sector sanitario se pregunta qué consecuencias tiene este bloqueo para los pacientes y para la sanidad. Algo que ha servido como base para abrir el debate durante el encuentro ‘Avances en el tratamiento del cáncer. Retos para llevar la innovación a los pacientes’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en colaboración con Novartis Oncology.

Los responsables sanitarios de las principales fuerzas políticas coincidieron en que la sanidad no está pasando por alto este ‘vacío’ gubernamental. Para José Ignacio Echániz, secretario de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, un Gobierno que no puede desarrollar leyes “no permite a un país aprovechar todas las oportunidades”. A su juicio, gracias a que en 2015 se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado, España no ha incurrido en mayores complejidades. A partir de aquí los compromisos con la Unión Europea en materia de déficit son una realidad.

Al portavoz del PSOE en la Comisión del Senado no le preocupa el retraso en los presupuestos, sino que que cuando se aprueben conlleven recortes, algo en lo que “el PP no ha se ha pronunciado”.

Su homólogo de Ciudadanos, Francisco Igea, cree que esta situación afecta directamente a los pacientes. La falta de un Fondo de Cohesión Social también está complicando la financiación de las innovaciones. En cuanto a los recortes sanitarios, Igea recordó que en los pactos que el partido de Albert Ribera firmó con el PSOE y PP contemplaban que se revierta el gasto por habitante a las condiciones previas a la crisis.

Lo que está claro es que si se mantiene la incertidumbre, el PIB podría desacelerarse en un 1,3 por ciento. Esta situación rompería el crecimiento de la economía, que ahora está en el 3,2 por ciento. A esto se suma, la imposibilidad de desarrollar un nuevo sistema de financiación sanitario. Con 20 directivas europeas por transponer, Europa no perdonará a España. “La sanidad necesita tener un marco legislativo específico, y ahora no es posible”, explicó el portavoz popular.

A pesar de este debate, trasladable a cualquier esfera social, lo cierto es que es más lo que une a las fuerzas políticas en materia sanitaria que lo que les separa. En este sentido, Olmos se considera optimista a la ahora de pactar. Bajo su punto de vista, reforzar el carácter universal de la sanidad; desarrollar un nuevo modelo de financiación; una gestión pública mayoritaria; y garantizar la equidad en el acceso a las innovaciones son los pilares fundamentales en los que todas las fuerzas coinciden. Es necesario, por tanto, “un pacto parecido al de las pensiones que hagan el sistema más sostenible”, comentó. Esta idea también la recogió Echániz. Precisamente, cree que es el momento idóneo para llegar al consenso. El popular no perdió la oportunidad de lanzar el guante a sus compañeros de mesa para que PSOE y Ciudadanos, “dos partidos que coinciden con el Gobierno” se pongan de acuerdo. “El esquema de las propuestas es común, discrepamos en lo procedimental y en la gestión”, destacó.

Igea no pasó por alto los pasos que ha dado la formación naranja. “Si alguien está convencido de que sea posible somos nosotros”, señaló, al tiempo que recalcó que “en el debate político lo que pesa, desgraciadamente, es la soberbia persona”.

Si llegan al Gobierno...

El portavoz socialista tiene claro que si el PSOE consigue formar Gobierno lo primero que harán en materia sanitaria será agilizar el acceso a las innovaciones a un coste razonable. “El primer problema es la infrafinanciación y el modelo de toma de decisiones cuando se autorizan nuevas innovaciones”. Para solventarlo es necesario que la reforma constitucional contemple blindar la sanidad para así reforzar las competencias en gestión. Una cuestión con la que también comulgó Igea. Según el portavoz de C’s luchar por la equidad en el sistema es algo que se refleja en el barómetro sanitario. “Hay que frenar las inequidades”.

Así, para hacer que el acceso a los tratamientos innovadores no hagan mella en la sostenibilidad, Olmos insiste en analizar las innovaciones en función del valor que aportan. Pero además, “también hay que trabajar en Europa”. A su juicio, “hay que empezar a meter la agenda europea en materia farmacéutica”. También lo cree Ciudadanos. El pago por valor es una buena opción, según indicó Igea. Su propuesta pasa por diseñar un sistema de financiación de precios por valor real. Echániz coincide en la esfera europea, porque el desafío es compartido. Además, “hay que encontrar una solución conjunta entre industria, sociedades científicas, proveedores, instituciones sanitarias, administración y pacientes”.

LA FOTONOTICIA

La Comisión de Sanidad arranca con las tareas pendientes de la pasada legislatura

La semana pasada se constituyó la Comisión de Sanidad en el Congreso de los Diputados. Arrancó con las tareas pendientes que habían quedado dibujadas en la pasada legislatura, marcada por la incapacidad de los diferentes partidos para formar Gobierno, un problema que podría repetirse en el actual periodo. Sobre la mesa se encuentran los mismos temas: la derogación del Real Decreto 16/2012 y el refuerzo de la universalidad, la supresión del RD de indicación enfermera, nuevos tramos para el copago farmacéutico, la mejora de la equidad y del acceso a los medicamentos, entre otras cuestiones...

Una cara nueva sobresale sobre el resto. Patxi López será el presidente de la Comisión de Sanidad, en sustitución del también socialista Sebastián Franquis. En la pasada legislatura, López presidía el Congreso de los Diputados, una función que ha recaído en esta ocasión sobre la popular Ana Pastor. En su primera intervención como presidente de la Comisión de Sanidad, López pidió diálogo a las diferentes fuerzas políticas, con el objetivo de crear una sociedad que “no deje a nadie abandonado” . Le acompañarán en la mesa las diputadas del PP Carmen Hernández y Carmen Navarro, como vicepresidenta primera y segunda, respectivamente; así como la socialista Guadalupe Martín, que es la secretaria primera y la diputada de EUPV dentro del Grupo Mixto, Marta Sorlí.

PSOE, Podemos y Ciudadanos confiarán en los mismos portavoces dentro de la Comisión de Sanidad. Ocuparán estas funciones, Jesús María Fernández, Marta Sibina y Francisco Igea, respectivamente. Por parte del PP, desempeñará esta función Teresa Angulo, que sustituirá en el cargo a José María Eiros, que no participó en las pasadas elecciones.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales