Los profesionales vuelven a la carga reclamando la vuelta a las 35 horas semanales

Herramientas
Madrid
|
25 nov 2016 - 11:00 h
|

La profesión médica quiere recuperar lo perdido en los últimos siete años. Una reivindicación que no es nueva pero que con los nuevos Gobierno y ministra se hace con más ahínco.

Las tres medidas que, a juicio de los sindicatos, incidieron directamente en las retribuciones de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud (SNS) tuvieron nombres y apellidos: el Real Decreto-ley 8/2010, por el que se adoptan medidas extraordinarias para equilibrar el déficit público, que supuso una reducción de un cinco por ciento de la masa salarial de los empleados públicos; el Real Decreto-Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria, que eliminó la paga extraordinaria de diciembre de 2012; y la Ley 20/2011, que estableció con carácter general para los empleados públicos una jornada laboral mínima de 37,5 horas semanales de trabajo efectivo de promedio sin incremento retributivo alguno.

Ahora, las organizaciones no dan más plazo e instan al Ministerio de Hacienda y Función Pública ante la necesidad de combatir estas ‘pérdidas’. Para ello, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) quiere que el departamento que dirige Cristóbal Montoro contemple estos asuntos en la elaboración de los Presupuestos Generales.

Recuerdan, además, que la alta precariedad laboral en el sector y la restitución de la pérdida salarial está cifrada en torno a un 30 por ciento, desde 2010.

Una de las prioridades de los médicos es recuperar la jornada laboral de las 35 horas en el SNS. Los profesionales recuerdan que este aumento en dos horas y media más de trabajo no ha tenido traducción en las nóminas, “aparte de implicar en algunos casos la obligación de tener que trabajar los sábados para cumplir con el nuevo horario”.

Andalucía y Castilla-La Mancha, contra todo pronóstico, decidieron actuar por libre y permitir la reducción de jornada, sin embargo, todo quedó en saco roto al toparse con la impugnación de Hacienda. Por ello, este asunto, a juicio de CESM, tiene que ser resuelto a nivel nacional y no autonómico.

De esta manera, estas inquietudes también han sido presentadas a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, a la que le han pedido una reunión para retomar las tareas pendientes.

Twitter
Suplementos y Especiales