Madrid da de alta a 5 de los 7 primeros pacientes tratados con terapias CAR-T

Herramientas
|
03 jul 2019 - 14:33 h
|

La sanidad pública madrileña ha dado de alta a cinco de los siete primeros pacientes oncológicos tratados con células CAR-T, una terapia avanzada que se utiliza en pacientes en los que han fracasado el resto de los tratamientos.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde se ha visto un informe sobre la implantación y el desarrollo durante los últimos nueve meses del Plan de Gestión de Medicamentos CAR-T, que forma parte de la Estrategia Regional de Terapias Avanzadas.

El consejero ha destacado que esta terapia ha permitido, no solo en Madrid sino a nivel mundial, que con pacientes que estaban “condenados a que sus días se acabasen en apenas seis meses” se haya conseguido una tasa de supervivencia por encima del 50 por ciento más allá de los dos años después a recibir el tratamiento.

“Es un salto cualitativo”, ha afirmado el consejero para destacar que se trata de una medicina “personalizada, innovadora y de precisión”, lo que se traduce en un coste por paciente de entre 450.000 y 500.000 euros. La media de ingreso de estos pacientes es de 30 días y el tratamiento requiere aproximadamente tres meses.

De los siete pacientes que han iniciado el tratamiento en la Comunidad de Madrid hasta el momento --seis en el 12 de Octubre y uno en el Gregorio Marañón--, cinco han recibido el alta. Hay 17 solicitudes de tratamiento, 14 de pacientes de la región y 3 de otras comunidades autónomas. Según el consejero, la solicitudes están en proceso porque el tratamiento requiere “una programación importante”.

Al mismo tiempo, se están desarrollando cinco ensayos clínicos de medicamentos CAR-T en la Comunidad de Madrid: 3 en el 12 de Octubre, uno en La Paz y uno en el Hospital del Niño Jesús, con un total de 6 pacientes incluidos.

El tratamiento con células CAR-T se acaba de incorporar al Sistema Nacional de Salud para pacientes oncológicos con unos tipos concretos de linfoma y leucemia en adultos y niños, y en los que los tratamientos convencionales, como la quimioterapia, han fracasado. En concreto, actualmente se aplican en España estos tratamientos en casos de Leucemia Linfoblástica Aguda en niños y en adultos, y de Linfoma B Difuso de Célula Grande en adultos.

Estos nuevos tratamientos están basados en las células T, linfocitos del sistema inmunitario del propio paciente, que se extraen de su sangre, y que son modificadas en un laboratorio para que detecten y ataquen a ciertas células cancerosas. Las células T se manipulan con terapia genética para añadir un receptor especial que se une a una proteína de las células cancerosas del paciente, así, el linfocito consigue detectar y atacar las células tumorales. Estos tratamientos se administran al paciente mediante infusión intravenosa.

Según Ruiz Escudero, la Comunidad de Madrid es “referente” a nivel nacional e internacional en este tipo de terapias y ha sido la primera administración española en aprobar una Estrategia de Terapias Avanzadas para coordinar la investigación, formación, asistencia y la gestión en este ámbito y facilitar así el acceso de los ciudadanos.

Asimismo, ha pedido al Ministerio una revisión con “urgencia” de las autorizaciones para que siete hospitales madrileños en total puedan ofrecer este tratamiento, al sumarse La Princesa, la Fundación Jiménez Díaz y Ramón y Cajal. Actualmente, además de los hospitales 12 de Octubre y Gregorio Marañón, otros dos centros, La Paz y el Niño Jesús, están designados en la Comunidad de Madrid para realizar estos tratamientos.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales