Montserrat irrumpe en escena en la V Convención de la Profesión Médica

Rodríguez Sendín traslada su temor de que el sistema deje de ser viable si se aplican nuevos recortes
Herramientas
Madrid
|
11 nov 2016 - 13:00 h
|

El Consejo de Ministros del viernes no ha despejado las dudas sobre el equipo técnico que sustentará el trabajo de la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat. Tan solo se ha hecho público el nombramiento de la directora del gabinete de la ministra, Julia de Micheo, licenciada en Comunicación, Publicidad y Relaciones Públicas con experiencia en el Gabinete del Presidente del Congreso de los Diputados y asesora en el de Defensa. Actualmente, la directora del gabinete era asesora del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.

A pocas horas de su participación en el encuentro semanal del Ejecutivo de Mariano Rajoy, la nueva ministra de Sanidad se estrenaba en el cargo con un plato fuerte para los facultativos, la V Convención de la Profesión Médica que ha reunido en Madrid durante el 11 y 12 de noviembre a representantes colegiales de toda España para repasar la situación actual de los profesionales.

Durante la presentación del encuentro, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, reclamó una revisión de los acuerdos firmados con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en 2013, que recogen los problemas de la profesión médica que exigen una solución definitiva. En este sentido, hizo hincapié en que el Foro de la Profesión Médica, en el que está integrada la organización, ya ha solicitado una reunión urgente con la ministra de Sanidad para retomar temas como la gestión clínica o el control del gasto farmacéutico.

Rodríguez Sendín insiste en la amenaza que se cierne sobre la atención sanitaria, “que garantiza la Constitución en régimen de igualdad para todos los españoles”. De este modo, el presidente de la OMC expuso su temor de que el sistema sanitario deje de ser viable si los recortes que tiene que aplicar el Gobierno para 2017, cercanos a los 5.000 millones de euros, inciden de nuevo en el capítulo sanitario.

“A la Sanidad española no se le puede quitar de su presupuesto ni un céntimo más”, remarcó. “De lo contrario, habría que plantearse la hipótesis de que alguien pueda estar planeando cargarse el sistema público, comenzando por los más débiles y por los que están en peor situación”. En este sentido, puso el ejemplo de dos comunidades autónomas como son Aragón y Castilla-La Mancha que son las que más han sufrido los recortes en el período (2009-2013), con un porcentaje cercano al 20 por ciento. Ante esto, el portavoz de los médicos exigió una financiación suficiente para “mantener los servicios en igualdad de condiciones para todos los españoles”.

Rodríguez Sendín también adelantó que en la próxima Asamblea del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) se proponen estudiar distintos “mecanismos para ligar responsabilidades y consecuencias que se puedan producir sobre los pacientes como consecuencia de los recortes en personal y de plazas”. Llegado el caso, la corporación no descarta llevar a cabo acciones legales e incluso acudir al Defensor del Pueblo. No en vano, advirtió del impacto de estos recortes en el aumento de las listas de espera o el retraso en los diagnósticos, que se traduce en el deterioro de la calidad asistencial.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales