SEOM 2017

Oncología prioriza la equidad en el acceso como estrategia mundial

SEOM, ESMO y ASCO alinean sus estrategias para garantizar la innovación y la medicina de precisión
Herramientas
Madrid
|
27 oct 2017 - 13:34 h
|

ESMO garantizará el diálogo para que el tratamiento y el control del cáncer pueda resultar sostenible

ASCO centrará sus actuaciones en el Real World Data para impulsar la información sobre cáncer

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Europea (ESMO), y la Americana (ASCO) han presentado sus estrategias para los próximos años, priorizando en el acceso a la innovación como uno de los principales desafíos de futuro.

Josep Tabernero, presidente de ESMO, explicó que ESMO visión 2020, cuenta con tres pilares: integrar a todos los profesionales que lucha contra esta enfermedad, de manera que el abordaje sea multidisciplinar; favorecer una formación especializada; y garantizar diálogo para que el tratamiento y el control del cáncer sea sostenible.

En cuanto a la formación, a juicio de Tabernero es necesario establecer programas formativos en las etapas más precoces de la carrera profesional. Una idea en la que, tal y como resaltó el presidente de SEOM, Miguel Martín, se intenta incidir en España también.

Por otra parte, la sostenibilidad también está marcando la estrategia de las sociedades científicas. Al presidente europeo le preocupan las inequidades en el acceso que se están dando en los distintos países, en especial en España.

Como indicó el experto, los últimos datos apuntan que el coste global del cáncer ascendió a 107 mil millones a nivel mundial en 2015, un aumento del 11,5 por ciento con respecto a 2014.

A estos costes globales se suma que los costes relacionados con el tratamiento también en aumento, sobre todo, Tabernero incidió en los tratamientos biológicos y en las pequeñas moléculas. “Antes mirábamos el coste de tratar el cáncer, sin embargo, lo peor está por llegar”, aseguró Tabernero, al tiempo que adelantó que la tecnología de las células CAR-T encarecerá también el abordaje del cáncer. De hecho, indicó que el acceso a esta tecnología asciende a 11,9 billones de dólares, “los analistas estiman que cada tratamiento para que sea rentable tendría que estar cerca de los 700.000 euros por paciente”.

El problema del acceso en el mundo es variable, ya que hay países que están en una situación mejor que España, como es el caso de Inglaterra, ya que aunque tardan mucho más en incorporar los tratamientos, “cuando lo hacen el acceso es universal y reembolso es rápido”.

Por otra parte, la introducción de biosimilares es otra de las líneas estratégicas de la sociedad europea para mantener el equilibrio con la sostenibilidad.

Por su parte, Mónica M. Bertagnolli, presidenta de ASCO, contextualizó las últimas novedades terapéuticas en el abordaje actual del cáncer. A su juicio, los inhibidores del punto de control inmunológico han transformado paradigmas de tratamiento para cáncer de pulmón y melanoma. “Ahora se están convirtiendo en una parte integral de la terapia para muchas personas con cáncer”, indicó.

Bertagnolli indicó que entre 2016-2017, la FDA aprobó los inhibidores del punto de unión para el linfona de Hodgkin y el cáncer de pulmón, riñón, cabeza y cuello, vejiga y colorrectal. También resaltó el papel de pembrolizumab, un inhibidor del punto de control para tumores sólidos con inestabilidad de microsatélites. La experta no pasó por alto el papel de la inmunoterapia y la efectividad de los tratamientos, cada vez más precisos.

En una de las cuestiones en las que ASCO centrará sus actuaciones es en el Real World Data. El futuro, para la presidenta de ASCO, pasa por asegurar el acceso a cuidados de cáncer asequibles y de alta calidad. “Apoyar la investigación de cáncer sostenida y el desarrollo de tratamientos de cáncer”. Aprovecharlos datos para impulsar la información sobre el cáncer y la calidad para mejorar los resultados del paciente; así como involucrar a la comunidad mundial de cáncer para abordar las disparidades de acceso.

Con todo, Bertagnolli aseguró que todos los datos apuntan que la pérdida económica total debido al cáncer puede ser tan alta como 2,5 billones, y no solo eso, “las pérdidas podrían duplicarse para 2030 con el impacto más profundo en los países de ingreso mediano”.

Por su parte, las líneas claves de SEOM parecen claras. Como indicó su presidente, Miguel Martín, los ejes de la sociedad científica pasan por la equidad y calidad de la asistencia; la sostenibilidad; la formación y la innovación.

En materia de sostenibilidad, Martín comentó que SEOM trabajará de la mano de ESMO y SEOM para intentar cuantificar el valor de los fármacos de alto impacto, a través de un consenso con las autoridades, “basándonos a los baremos de beneficio las dos sociedades científicas, y definir el rol de cada medicamento”.

Esta mesa, junto a otras ponencias de actualización en Medicina de Precisión o inmunoterapia, ha sido una de las más potentes de este encuentro nacional, que está especialmente dirigido a los oncólogos jóvenes o en formación, según explica Miguel Martín, que por su situación tienen más complicado asistir a los encuentros internacionales, en los que se presentan las principales novedades. Es importante, admite, porque ellos iniciarán su práctica clínica y tendrán que manejar ambos conceptos, indica.

“Hace muchos años que existe la idea de que la inmunología podría tener un rol en el tratamiento del cáncer, pero todos los intentos fracasaron hasta que se empezó a descubrir los mecanismos íntimos por los cuales el tumor se defiende”, explica. “El día que se empezó a descubrir, se identificaron los mecanismos por los cuales el cáncer bloquea e inhibe las células inmunes y esto ha permitido diseñar fármacos que revierten esta resistencia y devuelven al sistema inmune su competencia”, tal y como describe Martín.

El especialista subraya que en algunos tumores hay mucho conocimiento, mientras en otros se está empezando, aunque ya “es clave identificar factores predictivos de inmunoterapia”, puntualiza.

En la misma línea, es crucial avanzar en medicina de precisión, “en cada tumor y en cada persona la interacción entre el tumor y el huésped es diferente, incluso en casos aparentemente iguales”, matiza. “Hay casos que a nivel patológico o microscópico son iguales, pero tienen diferentes mecanismos patogénicos y es clave individualizar sus terapias”, advierte.

Miguel Martín deja ya la presidencia de esta sociedad científica, muy satisfecho con los logros alcanzados por estos dos años, según ha declarado a GACETA MÉDICA. “Estoy contento con lo que se ha hecho; no lo he hecho yo. Ha sido el trabajo de un gran equipo apoyado en el staff de SEOM que nos ha apoyado muchísimo”, subraya.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales