¿Quién será la Figura Sanitaria de los Premios Fundamed & Wecare-u?

Herramientas
Madrid
|
27 may 2019 - 13:01 h
|

El Premio a la Figura Pública Sanitaria, uno de los galardones más emblemáticos de los Premios Fundamed & Wecare-u, tratan de reconocer el esfuerzo a favor de la sanidad, en su concepto más amplio. Va dirigido a una o varias personas con responsabilidad pública en lo relacionado con la salud, si bien también pueden tenerse en cuenta entidades e instituciones de naturaleza diversa que desarrollen actividades públicas y privadas relacionadas con la sanidad. Esta salvedad caracteriza a los tres candidatos de la 18ª edición de estos Premios, que se celebrará el 18 de junio en la sede de Wecare-u, en Madrid. Los designados elegidos por el Patronato de Fundamed (no se admite presentación de candidatura para optar a este premio) son el Plan de abordaje de las terapias avanzadas en el SNS: medicamentos CAR; Farmacéuticos sin Fronteras y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Plan de abordaje de las terapias avanzadas en el SNS: medicamentos CAR

Muchos son los avales con los que cuenta este plan, liderado por el Ministerio de Sanidad, que se ha propuesto como principal objetivo organizar de forma planificada, equitativa, segura y eficiente la utilización de los medicamentos CAR en el SNS, así como impulsar la investigación pública y la fabricación propia y pública de estos medicamentos, en unas condiciones que garanticen los estándares de calidad, seguridad y eficacia. En esta iniciativa se ha incorporado la visión estratégica de impulsar la investigación pública en este ámbito, así como la traslación de la investigación pública a la práctica clínica y la fabricación de medicamentos CAR académicos. Además, se estimula así la creación de nodos de fabricación en el SNS bajo la exención hospitalaria.

El modelo organizativo que se propone se basa en dos estructuras: la red de centros para el uso de medicamentos CAR (académicos e industriales) y los centros de fabricación propia. La designación de centros de referencia (CSUR) tiene como objetivo el disponer de centros seleccionados que cumplan los mejores estándares de calidad y seguridad asistencial siendo su selección realizada en base a criterios objetivos y transparentes. Estos centros deben dar cobertura a todo el territorio nacional y atender a todos los pacientes en igualdad de condiciones independientemente de su lugar de residencia.

Por último, para la aprobación y evaluación del plan se ha constituido el grupo de trabajo institucional. Este grupo de trabajo estará liderado por la Secretaría General de Sanidad y Consumo y está apoyado de forma directa por la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia. Asimismo, cuenta con representación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, de la Organización Nacional de Trasplantes, del Instituto de Salud Carlos III y de las asociaciones de pacientes.

Farmacéuticos sin fronteras

La actividad tradicional de esta ONG está ligada a proyectos de cooperación y accesibilidad a medicamentos. También ofrece formación orientada a conseguir la excelencia de profesionales sanitarios que buscan nuevas oportunidades de desarrollo, y lleva a cabo campañas de sensibilización y acción social. FSF destaca por su trabajo y colaboración constante con la industria, colegios de farmacéuticos y distribución.

Muchos son los proyectos por los que el Comité Organizador considera a FSF digna de recibir el Premio a la Figura Pública. Desde 2012, FSF cuenta con el “Proyecto Boticarios”, un programa formativo y de voluntariado internacional del que se han beneficiado más de 120.000 personas en las 12 intervenciones realizadas en 18 países de todo el mundo y participando en más de 78 proyectos de cooperación farmacéutica y ayuda humanitaria en siete países de África y el Centro y Sur de América, formado a casi 200 farmacéuticos. En diciembre de 2018 concluyeron las salidas a terreno de 15 farmacéuticos voluntarios que han participado en 12 proyectos gestionando botiquines y dispensarios en hospitales y centros de salud, colaborando en proyectos para la mejora de la calidad del agua imprescindible para la prevención de enfermedades y formando a la población infantil en hábitos de salud y en el uso racional del medicamento.

En 2006, FSF creó el programa “Banco de medicamentos”, cuyo objetivo es cubrir el abastecimiento de medicamentos en entidades con proyectos y actividades de cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria que trabajan en la atención de personas que sufren en su salud la situación de pobreza. Tras más de 12 años es un programa de referencia, tanto para la industria como para las ONG que abastecen sus estructuras sanitarias con sus donaciones. Sus resultados son: más de 15 millones de personas beneficiadas; 51 países receptores de las donaciones de medicamentos y material sanitario; 80 laboratorios donantes y 128 entidades beneficiarias y presencia en emergencias sanitarias como los terremotos de Nepal, Ecuador, Filipinas y Haití, el tsunami en el Sudeste Asiático, la guerra de Siria y los refugiados en Grecia y Líbano.

En 2019, FSF ha dado un paso más en su labor solidaria al adentrarse de pleno en el campo de la acción social. Lleva a cabo esta apuesta con su nuevo proyecto “Más saludable”, que tiene por objetivo mejorar de la salud de los colectivos más vulnerables en España desde la farmacia... Un ‘viaje’ en el que Farmacéuticos Sin Fronteras está acompañado del COF de Madrid, que colabora institucional y logísticamente con el proyecto.

Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios

El Patronato de Fundamed propone la candidatura de la Aemps por su contribución y realización de acciones para asegurar, en defensa de la salud pública y la sanidad animal, que el abastecimiento del mercado europeo esté garantizado en los términos de calidad, seguridad y eficacia que la legislación establece tras la anunciada salida del Reino Unido de la UE y en consecuencia de la gobernanza de los asuntos europeos.

Entre los méritos se resaltan los adquiridos desde el 23 de junio de 2016, cuando la mayoría de los británicos votaron en un referendo a favor de abandonar la Unión Europea (UE) y se ponían en marcha los mecanismos previstos de salida del Reino Unido, invocando el artículo 50 del Tratado. El Brexit tiene dos consecuencias inmediatas sobre las agencias de medicamentos y productos sanitarios. Por una parte, las compañías farmacéuticas deben cambiar determinado tipo de operaciones que ahora hacen en el Reino Unido a un estado miembro de la UE, porque de forma obligada por la legislación estas operaciones se deben hacer en un país miembro de la UE. Todo ello afecta tanto al ámbito de la investigación clínica como al de la comercialización de los medicamentos. Por otra, las agencias deben estar preparadas para asumir la carga de trabajo histórica y futura que venía realizando el Reino Unido hasta este momento.

La Aemps ya ha asumido como responsable europeo un número mayor de medicamentos de uso humano y medicamentos veterinarios en los procedimientos de autorización centralizados. A ello deben sumarse los procedimientos de reconocimiento mutuo y descentralizado que se están distribuyendo entre los Estados miembro. En el caso de las inspecciones de buena práctica clínica, la Aemps incrementará los correspondientes a los procedimientos centralizados asumidos. El número de inspecciones de normas de correcta fabricación a países terceros también se verá sustancialmente incrementado y a ello habrá que añadir, en el caso de no acuerdo, las inspecciones a las plantas de fabricación ubicadas en el Reino Unido.

Twitter
Suplementos y Especiales