Un sistema de financiación con acuerdo autonómico, primer paso para el Pacto

El Real Decreto 16/2012 es el principal punto de desencuentro entre el Grupo Socialista y Popular
Herramientas
Madrid
|
06 oct 2017 - 14:36 h
|

El Pacto por la Sanidad que arrancó hace meses en el Senado, sigue en la casilla de salida. Ambas partes, PP y PSOE, son conscientes de la necesidad de comenzar a trabajar en el mismo, pero todavía queda mucho por negociar.

El Real Decreto 16/2012 es, desde su aprobación, el principal punto de desacuerdo. Las dos cuestiones que subyacen en este desencuentro son el modelo de asistencia sanitaria como derecho universal y la reforma del copago, exigencias de los socialistas que no terminan de convencer al PP. Así quedó reflejado durante el encuentro en la Real Academia de Farmacia organizado por Asedef.

Para el Senador del PP, Antonio Alarcó,existe la obligación moral, ética y política de buscar un pacto que garantice la sostenibilidad del sistema sanitario español. A su juicio, con la demografía actual, el sistema corre el riesgo de “griparse” y no será sostenible si no se alcanza ese Pacto de Estado. En este punto, recordó que “la Sanidad es de financiación pública, no gratuita, y no puede haber de todo para todos. Hay que exigir transparencia y complicidad con los ciudadanos”.

Por su parte, José Martínez Olmos, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Senado, tiene claro que el modelo a imitar es el Pacto de Estado para las pensiones. Este pacto ‘a la toledana’ tiene que poner el acento en reforzar la planificación estratégica del SNS.

Sin embargo, parece que las cuestiones lingüísticas también tienen su hueco en las negociaciones. “PP y PSOE no estamos de acuerdo, por ejemplo, en cómo interpretar la universalidad de la asistencia sanitaria y tenemos que ver cómo solventarlo en un marco jurídico nuevo, porque hay elementos que están siendo barreras de acceso a un sistema que tenía que ser equitativo”, aseguró Martínez Olmos, a lo que Alarcó respondió que se podría discutir el decreto, “y determinar qué es un recorte y qué un ajuste”.

Asimismo, la financiación autonómica sigue esperando su modelo. Para Martínez Olmos, el SNS es un buen sistema sanitario, pero tiene problemas “por decisiones del Gobierno, por los desafíos de la Sanidad, por la estructura territorial, por una financiación insuficiente y unos problemas de acceso en determinados ámbitos”. Para lograr el Pacto de Estado, hay que resolver estas diferencias y, sobre todo, acordar un sistema de financiación con acuerdo autonómico.

Tanto Martínez Olmos como Alarcó apuestan por que la financiación para la sanidad sea finalista, ya que, según el Senador del PSOE, “al no serlo, corremos el riesgo de usar la sanidad como argumento de financiación de la comunidad autónoma”.

Twitter
Suplementos y Especiales