Una plataforma ‘adicional’ para superar el reto de la medicina de precisión

El Isciii desarrolla una herramienta interoperable que mira más allá de los datos biogenéticos del paciente
Herramientas
Madrid
|
19 ene 2018 - 12:50 h
|

El Sistema Nacional de Salud avanza en medicina de precisión. Al reto de la genómica se añade el desafío de no perder de vista otros datos adicionales del paciente que trascienden de la visión clínica, es decir, los datos ambientales. Sin embargo, la falta de interoperabilidad entre sistemas se suma a este escenario.

En este sentido, el Instituto de Salud Carlos III (Isciii) está centrado en el desarrollo de una herramienta interoperable que abarca precisamente esto. Así se recoge en un trabajo de la Unidad de Investigación en Telemedicina y e-Salud Instituto de Salud Carlos III, ‘PITES-ISA: New services based on Telemedicine and e-Health aimed at interoperability, patient safety and decision support’, coordinado por Mario Pascual Carrasco y Adolfo Muñoz Carrero.

La cantidad de datos que se está almacenando está a la espera de ser procesada, analizada, pero, sobre todo, entendida. Es por ello que la gran mayoría de información aún se desperdicia. Hasta que este fenómeno se entienda, el éxito de los enormes avances que están por llegar dependen, más que nunca, del desarrollo apropiado e inteligente de las TIC y de la e-salud.

Una forma de abordar estos problemas es el diseño y desarrollo de estándares sistemas de gestión del conocimiento interoperables (KMS). Los KMS permiten comunicarse y comprender la información médica y el conocimiento en forma de información estandarizada, a través de los extractos electrónicos de registros de salud (EHR).

Mediante estas herramientas interpoerables es posible interpretar y comprender la información.

En este contexto, como destaca este trabajo, este tipo de sistemas administran, almacenan, editan y comunican la información médica estandarizada y constituyen un método para abordar el desafío demográfico.

Los registros

La historia clínica, la telemedicina, las apps en salud... forman parte del día a día de muchos hospitales y profesionales, sin embargo, la gran variedad de datos que registran merman la capacidad de dar información, es decir, la interoperabilidad es inexistente. Este es el problema de los registros de salud, que a pesar de su evolución y de que cada vez hay más, no son capaces de interpretarse entre sí.

Es precisamente en esto donde se centra la herramienta del Isciii. a través de un modelo dual que separa el conocimiento médico de la información médica, este sistema es capaz de trabajar conjuntamente.

Los factores genéticos son solo responsables de un porcentaje reducido de complejas enfermedades (las más prevalentes). A su vez, se hace necesario avanzar en los factores ambientales de cada paciente. Es aquí donde estos registros entran en escena, ya que proporcionan la información ambiental necesaria que junto con la genética precisan más la enfermedad del paciente.

Además, los expertos apuestan porque los EHR no solo almacenen datos provenientes de la práctica clínica, sino también datos de investigación de otros sistemas. Todos estos datos estarán en consecuencia disponibles para ser explotados conjuntamente.

Con todo, parece claro que este tipo de registros constituyen una forma de abordar los aspectos demográficos y la proliferación exponencial de problemas de información que afectan a los sistemas sanitarios.

Mediante el modelo dual es posible, además de la interoperabilidad semántica, una herramienta de evaluación que acelera el proceso de desarrollar nuevos avances y entender mejor las innovaciones. Un paso más, al fin y al cabo, en esta carrera de precisar aún más la personalización de la medicina.

Twitter
Suplementos y Especiales