Esto no es una carta de deseos

Herramientas
|
15 mar 2019 - 13:09 h
|
<p>Esto no es una carta de deseos</p>

El descubrimiento de que las alteraciones moleculares modificarían la forma de abordar el cáncer y nos permitiría ofrecer tratamientos personalizados, marcó un antes y un después en la Oncología y dio nombre a lo que hoy conocemos como Medicina de Precisión. Sin embargo, a pesar de contar con 24 fármacos dirigidos a dianas moleculares en siete patologías tumorales y haberse alcanzado resultados espectaculares en algunos tumores, en nuestro país no disponemos de una estructura organizativa que aborde este tema desde la base y son muchas las preguntas que nos preocupan: ¿Está España preparada para dar el paso hacia la Oncología de precisión? ¿Contamos con las infraestructuras y la tecnología necesarias? Y lo más importante ¿tiene la Medicina de Precisión hoy en día una financiación específica? Desde la Fundación ECO hemos reunido a las voces más expertas en la Oncología española, gerentes, políticos, sociedades científicas e industria farmacéutica en nuestro séptimo foro, para analizar en profundidad los logros obtenidos hasta la actualidad, pero también los grandes problemas que acarrea su implementación.

A nadie se le escapa que la Oncología es tremendamente compleja, con unos estudios diagnósticos sofisticados (inmunohistoquímia, análisis molecular), estudios de imagen con alta tecnología (Resonancia magnética con espectroscopia, PET-TAC) y la aparición de fármacos dirigidos a dianas moleculares y la inmunoterapia, que tienen dos características comunes: que benefician mucho a muy pocos pacientes y tienen un precio muy elevado. Durante el pasado año el Senado de España desarrolló la Ponencia de Genómica, en la que más de 50 expertos de varias disciplinas biomédicas tuvimos la oportunidad de expresar nuestras ideas al respecto. Recientemente han elaborado una propuesta aprobada por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, para elevarla al Ejecutivo. Pero necesitamos que esta propuesta sea de obligado cumplimiento por parte de las administraciones y no se quede en meras recomendaciones. Necesitamos que la futura estrategia de Medicina de Precisión cuente con un plan establecido, medidas concretas identificables, una financiación pública justa y un compromiso expreso en base a los presupuestos.

A nivel europeo hay países que están abanderando la Medicina de Precisión y España no es uno de ellos. Reino Unido, Francia, Alemania, Finlandia e incluso Estonia están muy por delante nuestro, con una organización admirable, unas infraestructuras potentes, una planificada red de centros de referencia de calidad y con presupuestos específicos para su desarrollo, que en el caso de Finlandia son 50 millones de euros y en Francia superan los 100.

El 27% de los españoles fallecen hoy en día a causa de un tumor y una de cada tres personas padeceremos un cáncer a lo largo de nuestra vida, por lo que urge marcar una hoja de ruta con presupuesto asignado y no quedarnos en una mera carta de deseos.

En nuestro país no disponemos de una estructura organizativa que aborde este tema desde la base

Twitter
Suplementos y Especiales