HABLAN LOS EXPERTOS

“Si España tiene una visión racional de sus recursos puede afrontar un plan nacional”

Herramientas
Madrid
|
15 mar 2019 - 10:40 h
|

La medicina de precisión es prácticamente una realidad en nuestro país. Los avances van llegando a través de las nuevas terapias, pero innovación también es sinónimo de abordaje multidisciplinar. El director del Oncohealth Institute de la Fundación Jiménez Díaz, Jesús García-Foncillas, analiza para esta publicación los pasos que se están dando y que están transformando el abordaje del cáncer. Está convencido de que en la situación actual de la oncología es difícil concebir un abordaje del cáncer que no esté ligado por completo a la investigación, desde el campo del diagnóstico donde no podemos quedamos estrictamente en conocer el tipo de tumor donde se localiza, hasta la parte de tratamiento”. Sin embargo, España necesita vertebrar su plan nacional para equiparse al resto de países. García-Foncillas tiene claro el escenario y el camino que se debería seguir.

Pregunta. España aunque avanza en medicina de precisión, le falta un empujón a nivel nacional... ¿Tenemos todas las herramientas o la demora es justificada?

Respuesta. Tenemos todas las herramientas y lo más importante, el capital humano. Además tenemos ideas y proyectos que de alguna forma dan sentido, perfectamente articulado, a un plan nacional, tanto a nivel molecular como con la integración de parámetros. Hace falta un plan capaz de establecer una estructura coordinada y poner medios en términos de equipamiento, unidades bien dotadas que nos permitan llevar a cabo iniciativas que van surgiendo a nivel de hospitales, universidades, centros de investigación. Quizás tienen, en ocasiones, un exceso de voluntarismo con poca visión global, no desde la perspectiva de centros y grupos concretos, sino de dar respuesta a una necesidad de país que tiene un nivel de exigencia equiparable a cualquiera de nuestros vecinos donde este programa de medicina personalizada lleva ya años instaurado y con muy buenos resultados.

P. Comentaba durante el foro experiencias en otros países, en concreto decía que el modelo francés es un buen espejo donde mirarse... Sin embargo, ¿España puede hacer frente a ese desembolso de dinero?

R. España si tiene una visión eficiente y racional de los recursos con los que cuenta, claramente sí. No es un problema de que sea ni más barato ni más caro. Es un problema de poder poner los recursos y el presupuesto con partidas correctas. Hay un déficit de demasiado años derivado de la inversión que se está haciendo a partir de PIB en investigación y de la puesta en marcha de cómo esa investigación puede llegar a los pacientes. Hemos sufrido una disminución muy sustancial en cuanto a esa partida presupuestaria que no implica aumentar el presupuesto, ni implica la necesidad de incrementar las cargas impositivas a las formación. Todo ello implica utilizar lo que tenemos en aquello que sí beneficia al paciente. En muchos casos el paciente y el ciudadano son receptores de ningún beneficio.

P. Por tanto, este sería el soporte de la sostenibilidad e innovación, la eterna balanza del Sistema Nacional de Salud, es decir, no gastar donde no se necesita...

R. Exacto. No hay una aproximación racional con visión de producir una correcta ratio de beneficio con el ciudadano, de los recursos económicos de los que sí dispone el país.

P. Está claro que no puede haber de todo en todos los centros y hospitales...Hay que establecer una organización de centros de referencia pero, ¿bajo qué pilares?

R. No tenemos centros de referencia. Tenemos una situación desde el punto de vista de hacer intentos más heroicos que organizados de centros muy concretos para intentar buscar por todos los medios dar respuesta a los pacientes que algunos hospitales tenemos. Sin embargo, no es una necesidad que surge de una estructura gubernamental, ni de comunidades autónomas, sino es algo que surge de la iniciativa del deseo de grupos clínicos que intentamos dar respuesta a lo que entendemos que es algo que necesita el paciente. No es algo que esté administrado y promovido por el Gobierno a nivel nacional o autonómico.

P. Da la sensación de que no paran de configurarse planes y estrategias nacionales que no se estructuran en nada concreto, ¿funcionaría mejor (o al menos previamente) modelos autonómicos concretos? O por el contrario, ¿este escenario requiere de un modelo central?

R. Es bueno tener una estrategia global y coordinada. Es algo importante. Creo que las estrategias autonómicas en cuanto tengan una coordinación nacional y una búsqueda clara de objetivos, evidentemente serán positivas. Lo que ocurre es que a veces es importante pensar que hay que alinear las estrategias. Quizás no habría que hacer iniciativas donde no ha existido un diálogo a nivel nacional o a nivel más local. En este sentido, creo que recursos hay pero no podemos duplicarlos, y de alguna forma es fundamental aunar esfuerzos.

“Tenemos todas las herramientas disponibles, y lo más importante, el capital humano”

“Hay un déficit de demasiados años derivado de la inversión que se está haciendo a partir del PIB en investigación”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales