El siguiente paso: implementar los marcadores en la cartera básica de servicios

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
12 jul 2019 - 12:08 h
|

“Hemos visto altos porcentajes de pacientes tratados con inmunoterapia que han alcanzado supervivencias nunca vistas en oncología, como por ejemplo en cáncer de pulmón metastásico o melanoma metastásico, con 5 y 6 años de supervivencia, cuando antes no superaban los tres meses. Sin embargo, estas terapias no benefician a todos los pacientes y, además, su elevado coste, dificulta el acceso a estos fármacos” señaló Vicente Guillem, presidente de la Fundación ECO, en la presentación de la jornada BIO19. La necesidad de buscar biomarcadores que ayuden a predecir qué pacientes se van a beneficiar permitirá evitar toxicidades, optimizar el tratamiento de estos fármacos y reducir los costes.

Los expertos coincidieron en la necesidad de establecer una estrategia nacional para implementar los biomarcadores en la cartera básica de servicios para pacientes oncológicos. “Desde la Fundación ECO estamos intentando que el Ministerio de Sanidad incluya los biomarcardores en la cartera de servicios básicos asistenciales de tal forma que todos los españoles puedan acceder con equidad a estas técnicas moleculares y que se pueda hacer de una forma sostenible: que se hagan aquellos marcadores inmunológicos contrastados y homologados que representan un avance importante en la asistencia sanitaria”, afirmó Guillem.

Twitter
Suplementos y Especiales